El sueño de esta niña de tener un piercing en la oreja se convirtió en una pesadilla

El sueño de esta niña de tener un piercing en la oreja se convirtió en una pesadilla

Para su cumpleaños, Isabelle, una niña de 10 años, le pidió a su madre un piercing de regalo. Para agradar a su hija, Katy Jordan decidió llevarla a una tienda de accesorios para agujerearle las orejas. Algo que la madre lamenta amargamente.

La tienda ofrecía una infinidad de joyas y un servicio de piercing a sus clientes. Pero desafortunadamente para la joven, aquel día, sólo había un empleado en la tienda.

La madre dijo: "Era tan desorganizado que terminamos esperando 20 minutos para que nos atendieran. El empleado tenía que administrar el almacén y se hacerle el piercing en las orejas a mi hija al mismo tiempo!".

Un acto que no fue sin consecuencias para Isabelle. A la mañana siguiente, la niña sentía mucho dolor en la oreja derecha. Katy primero pensó que era normal por la reciente perforación y continuó desinfectando los pendientes por la mañana y por la tarde con la loción que le dieron en la tienda.

Sin embargo, después de unos días, el lóbulo de la oreja todavía estaba rojo y le dolía. La madre entonces tomó la decisión de quitarle el pendiente derecho debido a la infección y a la apariencia extraña.

Para la pobre Isabelle, esta "mini-operación" en casa fue muy dolorosa. La piel había cubierto parcialmente el pendiente, y cuando se lo retiraron, vieron una gran bola bajo la piel . La infección se había extendido a la nuca y al oído.

Al día siguiente, Isabelle y su madre fueron al médico. De inmediato le recetaron antibióticos fuertes y le explicaron a Katy los síntomas de la septicemia . La Sra. Jordan intentó quejarse varias veces al servicio de atención al cliente de la tienda que hizo el piercing, pero no obtuvo respuestas.

Leer más
¿Sabes por qué la pedicura con peces puede ser peligroso?

Un portavoz de la tienda dijo: "La seguridad y el bienestar de todos los clientes es nuestra principal prioridad" , pero no respondió al caso de la pequeña Isabelle.

Rayzza Burgo
Leer más
Sin conexión
Verifique su configuración