Leer más

Se creía mitad perro, mitad hombre y comía gente para 'huir del demonio'

Recientes informes psiquiátricos han dado la vuelta por completo a uno de los grandes crímenes que ha aterrorizado los Estados Unidos en la última década. Los especialistas han definido el episodio como un 'deliro de licantropía'. En otras palabras: perdió la cabeza y creyó ser un hombre lobo.

El crimen saltó a todas las portadas de los medios estadounidenses y de casi todo el planeta. El pasado 15 de agosto Austin Harrouff acuchillaba a una pareja que encontró en su camino.Cuando la policía acudió al lugar del homicidio se encontró a Harrouff devorando la cara de uno de ellos.

Cuando la policía le dio el alto bajo amenaza de disparo, Harrouff no paró de comerse a su víctima. Tuvieron que separarle entre amenazas de ser también devorados.

El caso tenía todos los elementos para ser uno de los más terroríficos de toda la historia: canibalismo, muerte aleatoria (no había ningún vínculo entre el agresor y las víctimas), un estado casi zombi por parte del asesino, etc.

Ahora se han publicado los informes de los psiquiatras que han estudiado el caso para establecer lo ocurrido. Como verás en el vídeo, las afirmaciones de Harrouff sobre lo sucedido son completamente escalofriantes.

Esta mujer pensó que solo tenía un grano sobre el ojo pero lo que pasó cuando lo explotó ha impactado a todos
Leer más
Esta mujer pensó que solo tenía un grano sobre el ojo pero lo que pasó cuando lo explotó ha impactado a todos

Fuente: El Nuevo Herald

Foto: The New York Post

La redacción
Sin conexión
Verifique su configuración