Los clientes de Lidl que se saltan las normas sanitarias y pueden contagiarte de coronavirus
Los clientes de Lidl que se saltan las normas sanitarias y pueden contagiarte de coronavirus
Leer más

Los clientes de Lidl que se saltan las normas sanitarias y pueden contagiarte de coronavirus

La pandemia del coronavirus ha hecho que tomemos medidas drásticas para evitar los contagios. Hacer la compra se ha convertido en una de las pocas actividades que tenemos permitidas y Lidl, como el resto de supermercados, han establecido unas medidas higiénicas para evitar que te contagies cuando acudes a sus establecimientos pero, ¿qué pasa cuando los compradores se las saltan?

Con todo el mundo en alerta por la pandemia del coronavirus, son muchos los países que ante el número de contagiados y víctimas, ha tenido que tomar medidas drásticas de contención.

De esta manera, España, al igual que Italia o Francia, ha instaurado la alerta sanitaria que nos hace tener que quedarnos confinados en casa hasta nuevo aviso y pase el peligro por contagio.

Las actividades que podemos llevar a cabo en la calle se cuentan con los dedos de la mano y están supeditadas a comprar productos de primera necesidad o de realizar desplazamiento de urgencia.

Salir a hacer la compra a nuestro supermercado favorito se ha convertido en una de las pocas distracciones que tenemos y las cadenas han establecido muy acertadamente medidas de higiene y seguridad para evitar que nos contagiemos los unos a los otros.

Lidl ha sido una de las que más empeño ha puesto en estas normas de seguridad y ha establecido un aforo limitado y distancia entre los clientes. Sin embargo, ahora hemos sabido que hay algunos usuarios que tiran de irresponsabilidad y pasan por alto todas estas medidas.

Según ha informado el medio Merca2, un usuario ha compartido por ejemplo en sus redes que hay personas que no siguen las normas y van a comprar de cinco en cinco la barbacoa del domingo.

Además, se ha visto la poca cooperación de algunas personas al llenar su carro de un solo producto, algo que ya pasó por ejemplo hace unos días en Mercadona y que ya se prohíbe para que todos podamos comprar de todo.

Pero la irresponsabilidad de la gente no queda ahí, pues muchas personas se han llegado a enfrentar a los guardias de seguridad de Lidl que velan por el respecto de estas normas.

El medio señala que ha ocurrido en uno de los establecimientos de Irún, donde un cliente y un trabajador del supermercado se han visto las caras después de que este último le hubiera negado la entrada por estar el aforo permitido del momento lleno.

Desde Oh!MyMag apelamos a la responsabilidad social y ciudadana para que podamos de salir de esta situación cuando antes. Evitemos los contagios y respetemos las normas.

Escrito por Alejandra G.

Sin conexión
Verifique su configuración