Cólico nefrítico: Causas, síntomas y tratamiento

Cólico nefrítico: Causas, síntomas y tratamiento

Habitualmente, se produce por un cálculo renal que produce un dolor muy fuerte en los riñones.

Cólico nefrítico: qué es

El cólico nefrítico normalmente es resultado de un cálculo renal por la obstrucción de las vías urinarias y no es considerado una enfermedad, sino un síntoma. El dolor que éste produce es de los más intensos que se pueden sentir.

Cólico nefrítico: síntomas y duración

Normalmente un cólico nefrítico va ligado a diversas manifestaciones que varían desde los signos urinarios, como la necesidad urgente y frecuente de orinar, quemazón durante la micción y presencia de sangre en la orina, hasta signos digestivos como las náuseas, vómitos e hinchazón. En ocasiones todos estos síntomas, van acompañados de una sensación de agitación y ansiedad.

Un cólico nefrítico, aparece de manera repentina con un dolor muy intenso en la zona lumbar que alcanza el área de los órganos genitales. La crisis puede durar entre 10 minutos y varias horas sin disminuir al modificar la posición.

Cólico nefrítico: Causas

Un cólico nefrítico puede ocurrir por diversas causas. La más habitual es la generada por una litiasis urinaria o cálculo renal. Ésta se produce por una obstrucción parcial o total de las vías urinarias como consecuencia de la formación de compuestos sólidos a base de minerales disueltos en varios milímetros de orina, conocidos como cálculos. El riñón seguirá trabajando normalmente continuando la producción de orina, lo que originará un estancamiento cuya consecuencia será el dolor intenso debido a una hiperpresión.

Otros caso de cólico nefrítico pueden producirse por medio de la aparición de un tumor ginecológico o renal, una inflamación de la uretra, un hematoma e incluso como consecuencia de una cirugía, puede producirse por un estrechamiento de las vías urinarias.

Embarazo y cólico nefrítico

Una mujer embarazada tiene más complicaciones para poder tratar un cólico nefrítico, ya que habrá que tomar medidas para evitar problemas que puedan afectar al futuro bebe.

Es importante visitar al médico con los primeros síntomas para que este pueda realizar todas las pruebas posibles, según la gravedad y el estado de gestación. Normalmente, se suele efectuar una ecografía y según los casos, una resonancia magnética nuclear o tomografía de baja tasa.

Se aconseja también consultar al urólogo, ya que este dará indicaciones estrictas del procedimiento a seguir en estos casos.

Cólico nefrítico: Remedios

Los principales medios para prevenir un cólico nefrítico se encuentran en la alimentación. Llevar una dieta que limite la ingesta desmesurada de carnes y pescados, y por tanto de proteínas.

Se aconseja reducir los azucares de rápida absorción como los pasteles, mermeladas, miel, etc. Ya que estos aumentan la pérdida de calcio por la orina.

Cólico nefrítico: Tratamiento

Leer más
Su novio la llamaba "vaca gorda" y decide dar un cambio a su vida con una transformación radical

Un cólico nefrítico se trata urgentemente por un médico debido al fuerte dolor que genera. Habitualmente se suele recetar ketoprofeno, para disminuir todo lo posible las molestias. Se trata de un antiinflamatorio, aunque hay casos en los que se receta morfina.

Cuando los dolores ya se han controlado, es importante que el organismo sea capaz de eliminar por sí mismo el cálculo. Para ello, se sigue un tratamiento a base de antiinflamatorios, analgésicos y antiespasmódicos.

Durante la crisis, se desaconseja ingerir más de un litro de agua al día, ya que de esta manera evitaremos la hiperpresión.

Cuando el cólico nefrítico ya está controlado, es importante la hidratación para facilitar la migración del cálculo.

Existen casos, donde el cólico nefrítico se trata por medio de intervención quirúrgica. Estos casos son los que no parece posible una expulsión espontánea del cálculo ya que éste no supera los 10 milímetros.

Antonio Lucas
Recibe lo mejor de Ohmymag todos los días en tu correo electrónico
Suscribirse
Sin conexión
Verifique su configuración