Se opera la mandibula y pasó de ser el patito feo al cisne más bello

Se opera la mandibula y pasó de ser el patito feo al cisne más bello

Ellie Jones, una adolescente inglesa, quería ponerle freno al crecimiento de sus dientes y los dentistas terminaron descubriendo un problema más grave. Tras varias operaciones de mandíbula y de dentadura para corregir una malformación, Ellie está irreconocible.

La mayoría de las personas no visitan al dentista regularmente, pero al igual que acudimos al médico de cabecera cuando estamos refriados o tenemos cualquier otro problema de salud, la visita al dentista debería darse dos o tres veces al año o con la mínima molestia.

A la hora de ir al médico, existen dos tipos de personas: las que al mínimo resfriado o problema de salud están en el hospital y las que evitamos visitar cualquier especialista hasta que no nos queda más remedio. 

De todos los médicos y de todas las especialidades, los dentistas son los especialistas que más evitamos. ¿Los motivos? Sus tratamientos son de los más dolorosos y las tarifas de sus tratamientos son más elevadas que las de otros médicos. 

Sin embargo, nuestra sonrisa y, por consiguiente, nuestra dentadura son una de las partes más importantes de nuestro cuerpo. La dentadura no solo interviene en la primera fase de descomposición de la comida, también es un rasgo que nos caracteriza y que destaca de nuestra persona. Por ello, es muy importante cuidarlas y acudir regularmente al dentista.

La malformación de Ellie Jones

Ellie Jones es una joven inglesa que acudió al hospital Glan Clwyd situado en Gales con 16 años para ponerle freno al crecimiento de sus dientes que estaban creciendo hacia el exterior. 

Sus padres no se habían dado cuenta del problema que tenía realmente Ellie. Cuando los especialistas estudiaron su caso descubrieron que el problema de Ellie no era su dentadura, sino su mandíbula

Los dentistas del hospital descubrieron que Ellie tenía la mandíbula de un niño de 8 años. Este problema condicionaba el crecimiento de su dentadura y el correcto y uniforme posicionamiento de cada uno de sus dientes. 

Así pues, Ellie se puso en las manos de la especialista maxilofacial Emma Woolley para corregir esta malformación de su mandíbula y el reposicionamiento de sus dientes. Ellie declaró al Daily Mail que no fue un proceso fácil pero que tenía que llevarse a cabo para resolver el problema: “tuve que seguir una dieta a base de líquidos durante un mes, algo que fue realmente duro. No podía hablar correctamente. De hecho, utilizaba un bloc de notas para comunicarme”. 

Tras varias operaciones, cuatro años después, Ellie ha recuperado la confianza en sí misma y le ha dado fuerzas para seguir adelante con sus objetivos

Otros casos de reconstrucción de dentadura 

Leer más
Una mamá asume su físico tras el parto, su mensaje va a inspirar a muchas mujeres

Casos como el de Ellie son cada vez más comunes y no sólo se trata en un defecto estético, sino que además supone un problema que puede tener graves consecuencias de salud. 

Otro caso peculiar de malformación de dentadura fue el de Jessica McDaniels, una peluquera estadounidense. Tras que una foto suya se convirtiera en el objetivo de las burlas de miles de internautas, un dentista se ofreció a operarla gratis

Al igual que Ellie, esta operación cambió por completo su vida. Las jóvenes recuperaron la seguridad y la felicidad. Una felicidad que, ahora, ambas podían acompañar de una bonita sonrisa

Macarena Simal
Leer más
Recibe lo mejor de Ohmymag todos los días en tu correo electrónico
Suscribirse
Sin conexión
Verifique su configuración