Le salen dos bultos del tamaño de un pomelo en la tripa tras someterse a cirugía

Le salen dos bultos del tamaño de un pomelo en la tripa tras someterse a cirugía

Una mujer británica de 47 años viajó a Turquía para que le estiraran la piel que tenía flácida y que también le aumentaran el pecho, pero lo que sucedió no tuvo nada que ver con lo que se esperaba. ¡Se confió demasiado!

Deb Thompson creía que su vida mejoraría notablemente al quitarse la piel flácida, aunque desde esa intervención de cirugía estética no ha sido la misma y vive con un dolor constante después de seis meses.

Deb es masajista profesional y tiene dos hijos, no tendría por qué sentirse infeliz pero ella no estaba contenta con su cuerpo: "me sentía como un elefante arrugado, me hacía estar muy preocupada por mí misma. Soñaba con llevar bikini, pero sabía que no podía hasta que me arreglaran la tripa flácida".

Por ese motivo, esta madre decidió buscar una clínica donde la pudieran dejar bien guapa y acabar con esos complejos que no la dejaban lucir como ella quería. Al buscar el centro de cirugía estética encontró uno en Turquía, pero no se le ocurrió preguntarle a nadie su opinión acerca de este sitio.

Leer más
Una chica se pasea como Dios la trajó al mundo con unos pantalones de body painting

Sin embargo, ella tenía claro su objetivo y como no tenía dinero le pidió a una amiga que se lo dejara. Deb explica que confiaba tanto en los médicos de ese centro que le sugirió a su acompañante que también se operara los pechos al mismo tiempo.

Deb volvió a casa 5 días después de la operación que, según los médicos, había ido bien, aunque ella sentía mucho dolor. Cuando le quitaron los puntos vio que se le habían quedado unas cicatrices en forma de uve doble en el estómago. ¡No te pierdas el vídeo donde te mostramos el desastre que le hicieron a la pobre Deb!

A. Borrás
Leer más
Recibe lo mejor de Ohmymag todos los días en tu correo electrónico
Suscribirse
Sin conexión
Verifique su configuración