Debido a un error de juventud, una mujer acaba con cuatro cejas

Debido a un error de juventud, una mujer acaba con cuatro cejas

Aquí tenemos lo que se llama una verdadera metedura de pata…Esta joven, cuando tenía 15 años, decidió tatuarse las cejas para no tener que depilárselas nunca más. Para ello, se las afeitó y se las tatuó.

Vaya sorpresa cuando volvieron a crecer: las cejas tatuadas no se encuentran para nada en el mismo sitio que las verdaderas. Así que, de golpe, tiene 4. Un problema que está intentando arreglar para poder vivir con normalidad. 

Macarena Simal
Leer más
Recibe lo mejor de Ohmymag todos los días en tu correo electrónico
Suscribirse
Sin conexión
Verifique su configuración