Catherine Zeta-Jones: de 'El Zorro' a Chicago, y su nueva vida lejos de los focos

En los años noventa y primeros 2000, fue musa de los grandes directores: una morena de rostro dulce y gran capacidad de interpretación. Catherine Zeta-Jones ha pasado de la cumbre al silencio en su carrera. Esta es su evolución.

Catherine Zeta-Jones: de 'El Zorro' a Chicago, y su nueva vida lejos de los focos
Leer más
Leer más

No podía faltar. Cualquiera que ha sido o es alguien en el mundo Hollywood asiste si puede a los Premios EMMY. Catherine Zeta-Jones cautivó con su elegancia junto a su marido Michael Douglas que aún no se ha retirado de la interpretación. Para Catherine lejos han quedado los grandes estrenos y las giras promocionales.

Hasta ahora: y es que la bella británica se enfundará en el papel de Morticia Addams. No podemos resistirnos a imaginárnosla en ese papel, con esa personalidad que aporta a todos los personajes. Promete.

Además, trabajará con Tim Burton, del que también tenemos ganas de ver lo nuevo, aunque sea en formato serie (siempre es un gustazo para la vista y el cerebro). Hasta llegar aquí, no obstante, ha vivido un periplo de más de 15 años.

Primeros paso como actriz

Se inició en el mundo de la interpretación desde su infancia: asistía a teatro y dio clases de baile y danza. Precisamente sobre las tablas comenzó a labrarse un nombre con títulos como ‘Annie’ (1981), ‘Bugsy Malone’ (1983) o la serie ‘The Darling Buds of May’ (1991). Aunque tardaría aún 7 años en pisar fuerte en Hollywood.

El Zorro, con nuestro Banderas

De la mano de Martin Campbell y junto al latino de moda por aquel entonces, Antonio Banderas, Catherine Zeta-Jones enamoró a medio mundo como Elena de la Vega en ‘La máscara del Zorro’ (1998). Y para muchos, siempre lo será.

El cambio de siglo la sentó muy bien

A raíz del éxito de la película, encadenó una serie de trabajos que fueron labrando su camino hacia el Oscar. ‘La trampa’ (1999), junto a Sean Connery, ‘Traffic’ (2000) y 'Chicago’ (2002). Inolvidable también en ‘La terminal’ (2004) con Tom Hanks.

Tras esa fase, volvió a los escenarios, pero no a unos cualquiera. Conquistó Broadway junto a la mítica Angela Lansbury.

La difícil década pasada

Su matrimonio con Michael Douglas, quien le lleva 25 años, fue muy criticado en su momento. A pesar de las crisis, siguen juntos y felices con sus dos hijos.

La segunda década del siglo XXI no fue la ideal: a la temporal separación que vivieron se unió el reconocimiento de su enfermedad mental (bipolaridad). A ello se unió el cáncer de Douglas.

Nos encanta verla de vuelta, tan bella como siempre y con esa percha tan elegante. ¡Estamos desando verla como Morticia y lo que venga!