El aceite de coco: ¿malo para el cabello? La inesperada respuesta de un experto
El aceite de coco: ¿malo para el cabello? La inesperada respuesta de un experto
El aceite de coco: ¿malo para el cabello? La inesperada respuesta de un experto
Leer más

El aceite de coco: ¿malo para el cabello? La inesperada respuesta de un experto

Si crees que el aceite de coco es el mejor aliado para contrarrestar la sequedad del cabello... Explicaciones. Parece ser que no sería tan buena idea.

Durante años te han dicho que te hidrates el pelo con aceite de coco para que sea fuerte, bonito y saludable... Ya basta. Al parecer, este pensamiento común no es tan cierto.

Y para desenredar lo falso de lo real, la revista Glamour UK entrevistó al peluquero anglosajón Ross Charles. Y la respuesta está lejos de ser la esperada.

Si tienes el hábito de cubrir tu cabello con aceite de coco antes de irte a dormir para que esté suave de nuevo por la mañana… ¡error! Aunque lo aplicas con buena intención, pensando que estás cuidando tu cabello, en realidad, tiene un efecto contrario: lo vas a asfixiar. Si tu cabello está seco, le falta humedad. Con el aceite aportas una sustancia grasienta en una fibra que se está muriendo de sed. ¿Por qué? Es pura ciencia: dado que el aceite y el agua no se mezclan, esta última no puede penetrar en la fibra capilar.

El experto en cabello explicó entonces a los medios de comunicación ingleses:

"Los aceites capilares, especialmente el de coco, tienden a filtrarse en cada pequeña grieta del tallo del cabello y enmascaran el verdadero problema para actuar como una solución rápida. Esto no ayuda a tu cabello a largo plazo y esta es una de las principales razones por las que aconsejo no usar aceites en tu cabello”.

Por lo tanto, para hidratar la melena, es esencial confiar en los tratamientos de hidratación que también puedes hacer en casa. Los principales hidratantes son: miel, yogur, nata fresca, compota de manzana, gel de aloe vera y gel de linaza.

También puedes confiar en un simple tratamiento casero para devolverle la suavidad a tu cabello:

· 1 cucharada de yogur natural

· 1 cucharada de miel (diluida en un poco de agua caliente)

· 1 cucharada de compota de manzana

Este tratamiento se aplica sobre el cabello húmedo pero que no gotea. Luego déjalo actuar una media hora en una toalla caliente (para que las escamas se abran y permitan la hidratación interna del cabello) y luego enjuágalo con champú.

Escrito por Irene M.F.

Sin conexión
Verifique su configuración