La mascarilla envejece y modifica la estructura del rostro

Se debe a que los depósitos de grasa facial se ven desplazados hacia zonas como la mandíbula, debajo de los ojos o el área la ojera. ¡Te contamos la solución!

La mascarilla envejece y modifica la estructura del rostro
Leer más
Leer más

Los expertos, tanto técnicos, como dermatólogos y especialistas de centros de estética aseguran que desde hace un año se está apreciando en el rostro una aceleración del proceso de envejecimiento y que no se debe únicamente a factores como el estrés o el acné, sino a la mascarilla.

La mascarilla envejece, y eso sucede a causa del desplazamiento de los depósitos de grasa facial, conocidos como grasa malar. Por suerte, este problema tiene solución.

La directora técnica de Boutijour (empresa de cosméticos) apunta que «nuestro rostro cuenta con una serie de depósitos de grasa que se encuentran de manera natural y habitual, concretamente en el área que va desde el pómulo a la nariz y el área inferior de la cuenca de los ojos». Está allí donde se encuentra la grasa malar, según añade.

Por su parte, la directora técnica de Medik8, apunta que «se trata de una grasa muy superficial que aporta aspecto juvenil, pero que es fácilmente desplazable».

La grasa malar se mueve hacia la «zona inferior del contorno de los ojos, produciendo las bolsas por depósito de grasa», explica Estefanía Nieto, directora técnica de Omorovicza.

La solución a ello, pasa por tratar la piel y los músculos faciales de forma efectiva. «Son útiles las terapias con roller o piedra Gua Sha, los productos ricos en DMAE por su capacidad para trabajar el músculo, así como aquellos cosméticos diseñados para redefinir el óvalo facial», concluye Raquel González, directora de educación de Perricone MD.