Las mejores infusiones para bajar la tensión

Las mejores infusiones para bajar la tensión

Conoce las diferentes infusiones para bajar la tensión como la infusión de hojas de olivo, el té de ajo, la infusión de jengibre y cúrcuma. Además, descubre las más indicadas para la hipertensión en mujeres embarazadas.

¿Qué es la tensión arterial alta o la hipertensión?

La hipertensión es la elevación de la tensión arterial de manera sostenida o crónica. Si la sangre que bombea el corazón ejerce demasiada presión sobre las arterias puede provocar daños en los vasos sanguíneos. 

Las causas de la hipertensión pueden ser muy variadas. Sin embargo, los factores más comunes en la presión arterial alta son la obesidad y el sobrepeso, el consumo excesivo de azúcar o sal, el alcohol, el estrés, el sedentarismo o un predisposición hereditaria.

Leer más
Con esta bebida, ¡estarás a salvo de las picaduras de mosquito!

Para llevar un control de la tensión arterial, es necesario realizar una medición frecuente, utilizando el tensiómetro. Este instrumento nos indica el valor mínimo y máximo de la tensión arterial.

La tensión alta se da cuando los valores máximos son iguales o mayores que 140 mm Hg y los valores mínimos iguales o superiores a 90 mm Hg.

Los síntomas más frecuentes en personas con hipertensión son el cansancio, los mareos y dolores de cabeza, visión borrosa, ansiedad, nauseas y vómitos, sudoración excesiva o respiración dificultosa.

En situaciones más graves pueden darse hemorragia nasal, zumbidos en los oídos e incluso algún desmayo, reflejando una presión arterial demasiado alta.

A continuación, os recomendamos varias infusiones naturales para bajar la tensión:

¿Qué infusión tomar para bajar la tensión?

Algunos alimentos y plantas medicinales ayudan a bajar la tensión arterial. Entre las hierbas que más se usan destacan: el perejil, el té verde, la valeriana, el diente de león, la albahaca, la cola de caballo o la pasiflora.

Infusión de ajo

El té de ajo es un remedio adecuado para cuidar la salud cardiaca, perder peso, combatir infecciones, prevenir el envejecimiento prematura de la piel e incluso para reducir la tensión arterial, ya que aporta variedad de vitaminas, minerales y antioxidantes.

Para prepararlo pon a calentar una taza de agua. Mientras corta el ajo en trozos pequeños hasta que empiece a hervir y los añades. También puedes añadir un poco de jengibre rallado. Deja que hierva durante quince minutos y cuando haya pasado el tiempo apaga el fuego y espera a que repose unos minutos. A continuación, cuela la infusión y añade una cucharada de jugo de limón y otra de miel al gusto.

Infusión de té blanco

El té blanco mejora la función cardiaca, ya que contribuye a que las arterias se distiendan y reduce el colesterol alto.

Introduce una cucharadita de té blanco en una taza con agua muy caliente pero sin hervir. Lo tapas y lo dejas reposar tres minutos. Para terminar fíltralo y bébelo poco a poco.

Infusión de hojas de olivo

Es un remedio natural para combatir la hipertensión, ya que favorece la dilatación de los vasos sanguíneos, reduce el colesterol y es diurético. 

Lava las hojas de olivo y calienta un poco de agua. Cuando este hirviendo introduce seis gramos de estas hojas. Después apaga el fuego, tapa y deja reposar diez minutos. Por último, cuela y bebe despacio, esperando a que se enfríe un poco.

Infusión de jengibre y cúrcuma

Este té de jengibre y cúrcuma facilitan la circulación de sangre y aflojan los músculos que están alrededor de los vasos sanguíneos.

Para hacerlo añade a una taza de té negro o verde una cucharilla de jugo de jengibre y otra de extracto de cúrcuma. Para acabar endulza con un poco de miel al gusto.

Infusión de albahaca

El té con hojas de albahaca puede ser una solución rápida para reducir la tensión arterial debido a que actúa de inmediato.

Se incorpora cinco gramos de albahaca seca en agua caliente y se deja reposar diez minutos. Después se cuela y se bebe despacio, disfrutando de sus beneficios aromáticos y medicinales.

Infusión de apio

El apio es un vegetal diurético el cual ayuda a reducir la retención de líquidos y favorece la eliminación de toxinas mediante la orina. También permite bajar la tensión arterial alta, ya que es un hipotensor natural.

Para hacerlo en infusión es suficiente con poner a hervir los tallos durante cinco minutos, apaga el fuego y deja que repose unos minutos.

Infusión del muérdago

Esta bebida con muérdago es una de las más recomendadas para controlar los niveles arteriales, ya que refuerza el corazón, reduce el colesterol, previene enfermedades cardíacas y disminuye la tensión arterial.

Añade unas hojas y ramas de muérdago en un poco de agua y deja que hierva durante quince minutos, apártalo del fuego y déjalo reposar cinco minutos antes de beberlo.

Infusiones para bajar la tensión durante el embarazo

Las mujeres embarazadas con hipertensión pueden tener problemas de salud, complicaciones en el embarazo o producir enfermedades al feto.

Las infusiones más indicadas en este caso son el té de rooibos o el de cola de caballo, ya que ninguno de los contiene cafeína.

Por un lado, el rooibos tiene antioxidantes que estimulan las defensas. Además, favorece la circulación y previene las reacciones alérgicas. Por otro lado, la cola de caballo es diurética y depurativa, favoreciendo la eliminación de la retención de líquidos y de las toxinas.

También destaca el uso de las infusiones de jengibre, ya que es segura su utilización durante la gestación. Además de ayudar a la circulación de la sangre, también reduce las nauseas propias del embarazo.

• Macarena Simal
Recibe lo mejor de Ohmymag todos los días en tu correo electrónico
Suscribirse