Infusión de jengibre: cómo hacerla y para qué sirve

Infusión de jengibre: cómo hacerla y para qué sirve

La infusión de jengibre tiene cualidades medicinales y aromáticas. Esta la usamos para combatir las nauseas, quemar grasas y acelerar el metabolismo o para combatir la diarrea.

¿Cómo hacer una infusión de jengibre?

El jengibre es una planta con un tallo subterráneo llamado rizoma, muy apreciado por sus propiedades aromáticas y medicinales. Su uso en la medicina por medio de las infusiones, va destinado al tratamiento de síntomas gastrointestinales, respiratorios o menstruales.

Para preparar la infusión de jengibre hay que seguir los siguientes pasos:

- Primero coge un poco del tallo de jengibre, lávalo, pélalo y córtalo en rodajas.

Leer más
Con esta bebida, ¡estarás a salvo de las picaduras de mosquito!

- A continuación, pon a hervir un poco de agua y cuando llegue al punto de ebullición añade el jengibre.

- Por último, quítala del fuego y déjala reposar unos minutos. Se puede incorpora a la infusión un poco de canela o limón,  para disimular o reducir un poco el sabor picante del jengibre.

¿Para qué sirve la infusión de jengibre?

El té de jengibre se usa principalmente en el tratamiento de las enfermedades gastrointestinales como los cólicos, diarreas o indigestiones y es muy efectivo en el tratamiento de las náuseas, causadas por mareos en barcos o incluso las padecidas por las mujeres durante el embarazo. También se utiliza para reducir los síntomas producidos por enfermedades respiratorias como el catarro, la gripe o la amigdalitis.

Contraindicaciones al tomar infusiones de jengibre

Las infusiones de jengibre están contraindicadas en personas que padezcan problemas de corazón, dolores de cabeza o migrañas, úlceras y alergias, ya que pueden producir un aumento de la presión arterial, insomnio, nerviosismo y taquicardia. Tampoco se recomienda a personas que tengan hipertiroidismos debido a que aumenta el riesgo de pérdida de masa muscular. También está contraindicado para pacientes que tomen medicamentos anticoagulantes porque el jengibre incrementa el peligro de que aparezcan hematomas y hemorragias.

Además algunos expertos defienden que el uso del jengibre en mujeres embarazadas es negativo, ya que puede provocar abortos o perjudicar a las hormonas sexuales del feto. Sin embargo, no está demostrado que cause malformaciones en embrión pero sí que puede causar hemorragias. A continuación vamos a recomendar algunos casos en los que son buenos tomar infusión de jengibre.

Infusión de jengibre para las nauseas

La infusión de jengibre sirve para tratar las nauseas y vómitos inducidos por el embarazo. Esta se tomara a lo largo del día pero alejada de las comidas principales, es decir, con una hora de diferencia para no obstaculizar la absorción del hierro.

También es una buena opción utilizar el jengibre como remedio natural para apaliar las nauseas y vómitos,  producidos por la quimioterapia. Además se puede usar para tratar los mareos causados por los largos viajes en coche, barco o avión.

Infusión de jengibre para quemar grasa y acelerar el metabolismo

El jengibre tiene propiedades adelgazantes y depurativas. Su ingesta acelera el metabolismo y mejora los procesos digestivos, estimulando la quema de grasas. También es un producto diurético que favorece la eliminación de los líquidos retenidos, reduciendo la inflamación de las zonas afectadas.

Su principal ventaja es que se puede combinar con otros ingredientes y no tiene muchas calorías, potenciando sus propiedades. Algunas de las infusiones más usadas para reducir la grasa acumulada son:

- Té de jengibre con limón. La vitamina C y los antioxidantes del limón favorecen la digestión de las grasas y depuración del hígado. Para realizar la infusión lo único que necesitas es un trozo de raíz de jengibre, el jugo de medio limón, miel y una taza de agua. Hay que calentar el agua y cuando empiece a hervir se añade el trozo de jengibre, retíralo y añade el jugo del medio limón, removiéndolo y sí está amargo agrega un poco de miel.

- Té verde con jengibreEl té verde es beneficioso por sus propiedades antioxidantes y por su gran capacidad para eliminar la grasa acumulada. Para llevar a cabo la infusión requieres una cucharada de té verde, una rodaja de jengibre y una taza de agua. Pon a hervir la taza de agua, agrega el jengibre y déjalo en el fuego durante unos minutos. Luego retíralo y añade la cucharada de té verde y espera que repose para que puedas tomártelo. 

Infusión de jengibre para la voz

Los profesionales que viven de su voz como los cantantes o profesores, muchas veces se dañan las cuerdas vocales por el sobresfuerzo de la misma. Además el tabaco también perjudica de forma directa a la laringe. En consecuencia, se puede usar la raíz de jengibre en infusión o té para tratar algunos de los efectos secundarios del tabaquismo como las nauseas o la ansiedad, ya que su intenso sabor deja una sensación de saciedad.

La infusión de jengibre puede ayudar a calmar un resfriado o el dolor de garganta. Una forma fácil de preparar una infusión de estas características consiste en hacer una infusión a base de jengibre fresco, miel, limón y agua.

Infusión de jengibre para la diarrea

Esta planta también es buena en el tratamiento de la gastritis, ya que activa los procesos digestivos. Cuando se consume da una sensación de calor que estimula las funciones estomacales, disminuyendo los síntomas como la diarrea, los vómitos o el dolor.

El jengibre tiene un carácter astringente, ayudando en la contención de la diarrea, producida por una indigestión. Esto hace que desaparezcan las molestas flatulencias y los dolores abdominales. Hacer una infusión a base de jengibre, favorece el alivio del dolor, ya que reduce la inflamación del  que se produce en el estómago  y evita que reaparezca la diarrea.

• Macarena Simal
Recibe lo mejor de Ohmymag todos los días en tu correo electrónico
Suscribirse