Sorprende a una enfermera amamantando a su hijo a escondidas
Sorprende a una enfermera amamantando a su hijo a escondidas
Leer más

Sorprende a una enfermera amamantando a su hijo a escondidas

Acudió a la guardería más pronto de lo habitual y la pilló in fraganti dando de mamar a su hijo. Le quitó al niño de los brazos pero la enfermera le lanzó dolorosas acusaciones que serán muy difíciles de olvidar.

Hasta la invención del biberón a finales del siglo XIX, las mujeres que no podían amamantar a sus hijos por no producir leche tenían una opción clara y muy extendida: las nodrizas.

Es decir, esas madres que, tras parir a sus propios hijos, continuaban el periodo de lactancia amamantando a los niños de otras mujeres.

Las leches artificiales creadas para bebés han liberado a la mujer de la obligación de tener que amamantar a sus hijos (pero no de la presión social que les fuerza a hacerlo o que las juzga de manera sobredimensionada cuando no lo hacen).

Sin embargo, si hay una práctica que se ha puesto en cuestión a lo largo de las últimas décadas, es el de las madres nodrizas. Si bien la práctica no ha de ser nociva si es controlada, hay que tener mucho cuidado, pues son muchas las enfermedades que se pueden contagiar a un niño a través de la lactancia. Es por ello que la OMS no la recomienda.

Todos estas cuestiones son las que esta enfermera decidió obviar a la hora de tomar una decisión que no debería haber tomado bajo ningún concepto. Te explicamos sus motivos en el vídeo.

Fuente: The Sun

Foto: Getty

La redacción

Sin conexión
Verifique su configuración