Los médicos le recetaron ibuprofeno y le mandaron a casa. Perdió la vida días después
Los médicos le recetaron ibuprofeno y le mandaron a casa. Perdió la vida días después
Los médicos le recetaron ibuprofeno y le mandaron a casa. Perdió la vida días después
Leer más

Los médicos le recetaron ibuprofeno y le mandaron a casa. Perdió la vida días después

Un grave caso de negligencia médica acabó el pasado mes de abril con la vida de la pequeña Evie Crandle de tan solo 15 meses. Sus padres están luchando ahora en los tribunales para que se haga justicia.

Hace 9 meses que Samantha Mcneice y Phil Crandle perdieron a su pequeña Evie. Llevaron a su bebé gravemente enferma al hospital de Whiston con síntomas muy agudizados. Evie tenía los labios blancos, vomitaba mucho, tenía las manos y los pies fríos y una fiebre más alta de lo normal, 39,9 ºC.

Los médicos que atendieron a la bebé le diagnosticaron una infección de orina y le prescribieron un medicamento infantil (Calpol) e ibuprofeno. Creían que la bebé no estaba tan mal como para irse a casa y sus padres confiaron en el criterio de los expertos, aunque tenían sus dudas.

Samantha y Phil preguntaron a los médicos si podría tratarse de una infección más grave como lasepticemia, pero no les tuvieron en cuenta. Evie falleció de septicemia días después de salir del hospital.

La joven pareja se quedó devastada tras la pérdida de su bebé, toda su vida había girado en torno a su pequeña, que era el centro de su universo. Llevaron el caso a los tribunales de Liverpool para que se hiciera justicia, su hija había fallecido por una grave negligencia médica.

Dos enfermeras de pediatría que atendieron a Evie reconocieron en la corte haber olvidado rellenar los documentos relativos a la septicemia tras las observaciones a la niña. Las notas y apuntes que las enfermeras tomaron revelaban que la niña presentaba síntomas preocupantes, como por ejemplo 204 latidos por minuto, cuando lo normal en un bebé de 15 meses es entre 100 y 150.

El daño inflingido es irreparable aunque Samantha y Phil esperan que se haga justicia.

Imagen: Liverpool Echo

Fuente: Daily Mail

Escrito por Alejandra G.

Sin conexión
Verifique su configuración