El indignante gesto de un asesino ante los padres de la chica a la que mató
El indignante gesto de un asesino ante los padres de la chica a la que mató
Leer más

El indignante gesto de un asesino ante los padres de la chica a la que mató

Karina Vetrano fue asesinada un día de verano en el que decidió salir a correr. No volvió nunca más. Tuvo la mala suerte de cruzarse con este este asesino desalmado que no sólo se llevó su vida por delante, sino que ni siquiera guardó respeto ante los padres de Vetrano en el juicio sobre la muerte de su vida. Son muchos los que han demostrado su más absoluta indignación.

Agosto de 2016. Karina, una neoyorquina de 30 años decide, como en tantas otras tardes de verano, salir a correr. ¿Quién podría haber pensado que aquella sesión de deporte le iba a costar la vida?

Desgraciadamente, Karina tuvo la mala suerte de cruzarse con Chanel Lewis. Y es que la violencia de género es una realidad tan habitual que se puede cruzar en tu camino incluso en un parque de una de las ciudades más avanzadas del mundo y a plena luz del sol.

Karina fue encontrada días después muerta, con claros signos de violencia, en una zona de arbustos del parque. Su cadáver estaba ya en estado de descomposición.

Chanel Lewis se dio a la fuga después de asfixiarla. Le esperarían 6 meses de huir de la justicia. Hasta que la investigación del caso dio con él y terminó confesando el crimen en un interrogatorio con la policía.

Asesinar a una chica inocente en plena flor de la vida y dejar su cadáver tirado entre arbustos es propio de gente abyecta, enferma y sin empatía ninguna Como podrás ver en el vídeo, hacer el gesto que dedicó Chanel Lewis en el juicio a su familia es, sencillamente, no tener alma.

La reacción de los padres, que afirman que su vida ya no tiene mucho sentido, es totalmente comprensible; así como sus palabras hacia el asesino. Al menos podemos confirmar que la sentencia ha hecho toda la justicia que se puede.

Fuente: The Sun

La redacción

Sin conexión
Verifique su configuración