Artrosis: remedios naturales

Artrosis: remedios naturales

Las curas termales son un procedimiento que a menudo resulta eficaz para aliviar los síntomas en una crisis de artrosis.

Artrosis: Tratamiento natural

Debido a que la artrosis es una enfermedad muy común de la que no se dispone cura, los tratamientos naturales cada vez están tomando más relevancia por las mejores que crean al paciente, sobre todo a nivel sintomático.

Algunos centros además ofertan un servicio de consejos del estilo de vida que es aconsejable seguir para todos aquellos pacientes de artrosis

Artrosis: Curas termales

A pesar de no existir un tratamiento que permita curar la artrosis, si hay tratamientos que permiten aliviar los dolores que ésta genera. Las curas termales favorecen el bienestar relajando y calmando las molestias de la artrosis ya que combinan el agua termal con el calor.

Habitualmente, se suele aconsejar este tratamiento durante unos días o varias semanas para todos aquellos pacientes aquejados de artrosis de rodilla, pieespalda o cadera. Existen centros especializados al respecto que pueden complementar el tratamiento con baños calientes, baños de vapor, masajes, aplicaciones de barro y duchas de presión.

Junto con los baños termales, realizar ejercicios en la piscina es idóneo para permitir la movilización de las articulaciones de manera menos dolorosa.

Todos los tratamientos que se han mencionado, pueden llegar incluso a permitir que el paciente disminuya la medicación por notar una mejora bastante considerable.

Artrosis: terapias alternativas

Además de las medidas farmacológicas, es importante emplear otro tipo de tratamientos que aunque no paralicen la evolución de la artrosis, sí que permitan diluir el dolor sin necesidad de medicación. Algunos ejemplos de estas terapias pueden ser:

- Quiropráctica

- Osteopatía

- Kinesiología

- Masajes

- Acupuntura

El reposo de la articulación es otro remedio aconsejado por los médicos pero siempre y cuando no sea excesivo. La articulación precisa de movimiento de forma regular por lo que es importante tener actividad física al menos durante tres veces a la semana uno 25 o 30 minutos aproximadamente.

Las actividades más recomendadas son la bicicleta, andar y la natación, pero la intensidad siempre ira determinada por el paciente. Si los dolores son muy fuertes, puede que alguna de estas actividades pueda ser contraproducente, por lo que siempre se tendrá que estudiar el caso particular de cada persona afectada.

Artrosis y la pérdida de peso

Los investigadores tratan en la actualidad de fomentar por medio de ensayos medicamentos que reduzcan el deterioro del cartílago, de estimular su producción o hasta reemplazar el cartílago deteriorado, pero hasta el momento es importante tomar una serie de medidas sobre esta enfermedad.

Cuando la articulación afectada es la rodilla, es importante que todas aquellas personas con obesidad se preocupen de perder peso. Esta medida puede suponer una disminución del dolor articular al reducir la carga a soportar por la rodilla. Otras ayudas técnicas al respecto puede ser el empleo de bastones, ortésis para el pulgar o suelas ortopédicas.

Leer más
Artrosis: qué es, síntomas y tratamiento

Si se trata de una artrosis muy dolorosa, dependiendo de la localización puede considerarse la cirugía.

Antonio Lucas
Recibe lo mejor de Ohmymag todos los días en tu correo electrónico
Suscribirse
Sin conexión
Verifique su configuración