La timidez impide que las copas de los árboles se toquen

En ciertos bosques, si alzamos la vista, nos daremos cuenta de que algunos árboles permanecen separados por delgados abismos luminosos, como si se negaran a tocarse los unos a los otros.

La timidez impide que las copas de los árboles se toquen
Leer más
Leer más