Una mujer salva 100 perros a punto de ser masacrados

Cada año, en el solsticio de verano, millares de perros y gatos son abatidos en el festival de Yulin, en el sur de China. Destinados a la muerte, vendidos y después, devorados, estos pobres animales son las primeras víctimas de la crueldad de los hombres. A pesar de esto, algunos animales ven su suerte cambiar. Militantes opuestos al festival, asociaciones o, bienhechores con un gran corazón, como Yang Xiaoyun, lo salvan de ser comida.

Una mujer salva 100 perros a punto de ser masacrados
Leer más
Leer más