Una orangutana se queda ciega porque quería proteger a su cría

Una orangutana se queda ciega porque quería proteger a su cría

Esta historia dejará mal a más de uno. Una pobre madre orangutana se quedó ciega después de que unos cazadores le dispararan 74 veces. El pobre animal quería proteger a su cría que murió poco tiempo después.

El pequeño orangután sólo tenía cuatro semanas. Estaba mal alimentado ya que su madre no podía darle de comer. La cría murió de una infección tras haber sido rescatado por una clínica veterinaria.

Los hechos ocurrieron en Indonesia. La caza furtiva es uno de los peores problemas a los que se enfrenta el país. El hábitat natural de los animales salvajes se deteriora cada vez más por culpa de los seres humanos que talan los árboles para la producción de papel.

Leer más
El mono gigante que parece levantar pesas a diario

La veterinaria Yenny Saraswati curó al animal herido. Explicó que en la radiografía se podrían ver perfectamente cuatro balazos en su ojo izquierdo y dos en el derecho. La pobre orangutana sobrevivirá pero nunca podrá volver a vivir en la selva.

Los veterinarios la llamaron Hope, debido a la esperanza de que las cosas cambien algún día. Sin embargo, durante los 10 últimos años han tenido que curar hasta 15 orangutanes heridos por culpa de los cazadores. Estamos hablando de un total de 150 balas extraídas del cuerpo de todos estos animales.

¿Cuándo dejarán los seres humanos de mostrar tanta crueldad hacia los animales?

• Éleonore Valton
Leer más
Recibe lo mejor de Ohmymag todos los días en tu correo electrónico
Suscribirse
Sin conexión
Verifique su configuración