Un polluelo intenta volar por primera vez y sobrevive milagrosamente a una caída de centenas de metros
Un polluelo intenta volar por primera vez y sobrevive milagrosamente a una caída de centenas de metros
Leer más

Un polluelo intenta volar por primera vez y sobrevive milagrosamente a una caída de centenas de metros

Cuidado: estas imágenes os romperán el corazón. Un hombre grabó la vida de un polluelo en el acantilado durante tres semanas y asistió, preso de la impotencia, a la caída de 120 metros del pobre animal.

Bear Grylls es un aventurero inglés muy conocido por sus increíble imágenes en la naturaleza. En su última expedición grabó durante tres semanas imágenes de polluelos recién nacidos que cayeron de un acantilado para buscar comida.

Para aumentar su esperanza de vida construyeron sus nidos en los acantilados nevados, impidiendo que sus depredadores los atacaran. Sin embargo, la hierba de la que se alimentan se encuentra a un kilómetro. Por eso, deben tirarse de este acantilado de 100 metros. Los polluelos no pueden vivir más de 36 horas sin comer.

En las imágenes, podemos ver a uno de estos polluelitos intentando volar. Sus alas son demasiado pequeñas y todavía tiene su plumón, así que no puede echar a volar con menos de un mes de vida. El pobre pequeño se estrelló en las rocas para después intentar subir de nuevo.

Según Bear Grylls, tres de los polluelos que pudo observar estuvieron a punto de morir. Solo el 50% de los bebés nacidos en los nidos en acantilados sobreviven a su primer mes de vida.

La redacción

Sin conexión
Verifique su configuración