¿Por qué no vemos crías de paloma por la calle?
¿Por qué no vemos crías de paloma por la calle?
Leer más

¿Por qué no vemos crías de paloma por la calle?

¿Alguna vez has visto un pichón por la calle? Seguro que no, pero es normal. Para entender el motivo, solo hay que fijarse en el desarrollo de estas aves.

Es muy raro observar pichones tanto en la vida urbanita como en la vida rural. El motivo es que las palomas forman parte de las especies nidícolas, es decir, que, al nacer, son incapaces de alimentarse y desplazarse solas porque, por lo general, están ciegas y cubiertas por una pelusa fina.

Estas características las hacen especialmente vulnerables a los peligros y al frío. Por eso, los pichones se quedan en el nido, escondidos en lo alto de los grandes edificios, el tiempo suficiente como para poder sobrevivir y enfrentarse al mundo exterior.

Las crías de las palomas son una de las aves que más tiempo permanecen en el nido de sus padres. Pueden estar entre un mes y seis semanas para los más lentos, mientras que otros pájaros abandonan el nido desde su nacimiento, como es el caso de la avefría europea.

La redacción

Sin conexión
Verifique su configuración