Dirigentes africanos se movilizan para poner fin a la mayor amenaza de los elefantes

Dirigentes africanos se movilizan para poner fin a la mayor amenaza de los elefantes

Los dirigentes africanos se están movilizando para poner fin a una de las mayores amenazas para los elefantes.

Treinta y dos países africanos han firmado una petición para pedirle a Europa que renuncie al comercio del marfil. Con esta petición, la ONG Avaaz espera ejercer la presión necesaria sobre Europa.

Dirigentes africanos se movilizan

"Las autoridades europeas nos han dicho que no podían prohibir el marfil porque no había suficientes dirigentes africanos que quisieran hacerlo. Hemos vuelto con las firmas de 30 países donde se encuentran la mayoría de los elefantes de África para preguntarles si tienen alguna otra excusa", afirma Bert Wander, director de la campaña de Avaaz. Con estas valiosas firmas, la ONG espera convencer a Europapara que renuncie a este tráfico que causa la muerte de más de 30.000 elefantes cada año.

Leer más
#JunkOff: cuando los científicos tuitean fotos de genitales de animales

Bert Wander añade que "acabar con el mercado europeo del marfil cortaría, a su vez, una de las vías de acceso de los compradores asiáticos e impediría la compra del marfil proveniente del contrabando en territorio europeo".

China renunció al comercio marfil en su territorio. ¿Renunciará Europa también a él? Aunque EEUU tampoco tenga autorizado el comercio de marfil en su territorio, debemos recordar que Donald Trump autorizó recientemente la importación de trofeos de caza de elefantes y leones en suelo estadounidense.  

Regulación del mercado de marfil 

En 1989, la convención CITES prohibió la compraventa de marfil a nivel internacional de marfil, pero no estipula nada sobre los mercados nacionales. Esta restricción no afecta a las piezas que se consideran antigüedades, que son aquellas que se fabricaron o compraron antes de 1947. 

En muchos países se sigue comercializando el marfil ya que no en muchos casos no hay una jurisdicción que lo regule. Actualmente se aprovecha esta legalidad para blanquear marfil y falsificar documentos que permiten el comercio internacional. Se trata de un material de gran valor por el que en China se llega a vender a 1.000 euros el kilo.

El papel de la Unión Europea 

La Unión Europea está involucrada en el comercio internacional ilegal del marfil ya que en muchos de sus países se reciben piezas de este material. Prueba de ello es que solo entre el 2011 y el 2014 se confiscaron en los países miembros de la UE hasta 4.500 productos de marfil.  

La legislación europea permite la re-exportación de marfil desde sus países en caso de que se traten de piezas antigüas adquiridas antes de 1947 o de productos que se encontraban en algún país de la UE antes de la entrada en vigor de la Convención de CITES.

Hoy en día hay un creciente interés en exportar antigüedades de marfil hacia países de Asia puesto que está dentro de los límites de la legalidad. Precisamente esta legalidad es la que hace saltar las alarmas sobre el aumento de la demanda de este tipo de productos en el continente asiático ya que la caza ilegal de elefantes podría fomentarse.

No son pocos los países europeos que luchan contra esta legalidad. Países como Francia, Alemania, Holanda y Suecia han prohibido todo tipo de exportaciones de productos de marfil, independientemente de su antigüedad.

• Irene Peris Martínez
Leer más
Recibe lo mejor de Ohmymag todos los días en tu correo electrónico
Suscribirse
Sin conexión
Verifique su configuración