Aumenta de forma alarmante el número de zonas muertas en los océanos
Aumenta de forma alarmante el número de zonas muertas en los océanos
Aumenta de forma alarmante el número de zonas muertas en los océanos
Leer más

Aumenta de forma alarmante el número de zonas muertas en los océanos

Durante los últimos 50 años, las zonas privadas de oxígeno ("dead zone" en inglés) se han cuadruplicado en los océanos. Y, al mismo tiempo, las zonas con una menor concentración de oxigeno se han multiplicado por 10 en las zonas costeras, lo que incluye mares y estuarios.

Entre la contaminación con plásticos y el envenenamiento de las especies marinas, el calentamiento global y el blanqueo de coral, los océanos ya no parecen tener ni un momento de tranquilidad. Y un nuevo estudio publicado en la revista Science el pasado 5 de enero no ofrece mejores noticias precisamente. Este informe constata la considerable disminución de la tasa de oxígeno en los océanos y en las zonas costeras, condenada a acelerarse a causa del aumento de las temperaturas.

Desoxigenación

La desoxigenación es una consecuencia directa del calentamiento global. Cuando más elevadas son las temperaturas, con más facilidad se disuelve el oxígeno en el agua, como podemos ver en esta tabla. Además, el calentamiento también acentúa la estratificación de los océanos: las aguas cálidas y poco densas se sobreponen a las aguas frías y densas, dificultando el ascenso de nutrientes hacia las capas superiores de los océanos.

Sin embargo, estas capas superiores son el hogar de organismos fotosintéticos llamados fitoplancton. Estos organismos dotados de clorofila captan la luz del sol y producen oxígeno a cambio: ¡más del 50% del oxígeno que respiramos! Pero al verse privados de los nutrientes que suelen provenir de las capas inferiores, este verdadero pulmón marino no está en condiciones para producir tanto oxígeno como antes.

La redacción

Sin conexión
Verifique su configuración