Si no funcionara el estado de alarma, ¿sabes en qué consiste el estado de excepción?
Si no funcionara el estado de alarma, ¿sabes en qué consiste el estado de excepción?
Leer más

Si no funcionara el estado de alarma, ¿sabes en qué consiste el estado de excepción?

El gobierno español ha alargado el estado de alarma y el confinamiento hasta mínimo hasta el 11 de abril debido a la crisis del coronavirus Covid-19 que sufre el país. Sin embargo, si estas medidas no hicieran parar este brote vírico podríamos llegar al siguiente nivel: el estado de excepción.

Lo que parecía un alejado virus de China que prácticamente confundíamos con una gripe, ha llegado a nuestras fronteras con mucha fuerza y causando estragos.

España es uno de los países de Europa y del mundo entero que más está sufriendo las consecuencias de la enfermedad. Hoy por hoy, los casos no dejan de aumentar, las medidas se endurecen y nuestro sistema de salud está saturado.

Por el momento el ejecutivo está tomando cartas en el asunto y el país está sumido en el estado de alarma. Eso quiere decir que estamos confinados en casa y que no podemos salir a la calle ni desplazarnos salvo por causa justificada o para ir a comprar artículos de primera necesidad o a la farmacia.

Aunque se espera que en estos días las medidas comiencen a notarse y poco a poco vayamos saliendo de la situación, lo cierto es que si se complica mucho el poder central podría decretar el estado de excepción, el siguiente nivel.

Eso sí, el estado de excepción se activará únicamente en el caso que "el libre ejercicio de los derechos y libertades de los ciudadanos, el normal funcionamiento de las instituciones democráticas, el de los servicios públicos esenciales para la comunidad, o cualquier otro aspecto del orden público, resulten tan gravemente alterados que el ejercicio de las potestades ordinarias fuera insuficiente para restablecerlo y mantenerlo", según recoge la Constitución.

Y si se decretara, ¿sabes en qué consistiría? Esperando siempre que no lleguemos a este caso, hay que tener muy en cuenta que, de tener que tomar esta decisión, las medidas y las normas se endurecerían muchísimo.

Así, según recoge Ok Diario, se podría detener a todas aquellas personas que no las cumplan o pongan en peligro a la población, haciendo por tanto más duro el confinamiento.

Además, se podría entrar en cualquier domicilio en caso de determinar que se están vulnerando las órdenes establecidas y que esto está afectando a la seguridad de todos. Por otro lado, se intervendrían todo tipo de comunicaciones para poder controlar que toda la información que se realice sea correcta.

Pero ahí no queda todo, pues el estado de excepción también afectaría por ejemplo a los transportes y a las publicaciones. Así, se podrían controlar los transportes y disponer de ellos con fines que sirvan para ayudar al resto de la población y el estado podría intervenir comercios e industrias para obtener los medios necesarios para mantener el orden y ayudar a los ciudadanos.

Las publicaciones, emisiones de radio y televisión podrían suspenderse y también cancelar cualquier reunión de personas no autorizadas. De llegar a este estado, se podrán decretar también las medidas necesarias de vigilancia y protección de edificaciones, instalaciones.

Viendo cómo está la situación solo nos queda esperar que las medidas vayan haciendo su efecto y se pueda poner solución a la situación sin tener que llegar a los siguientes niveles.

Escrito por Alejandra G.

Sin conexión
Verifique su configuración