Lidl vuelve a vender su robot de cocina
Lidl vuelve a vender su robot de cocina
Lidl vuelve a vender su robot de cocina
Leer más

Lidl vuelve a vender su robot de cocina

Lidl vuelve a vender en sus supermercados uno de sus productos estrella, las avalanchas de clientes que se quisieron hacer con él, la última vez que se puso a la venta, acabaron con las existencias. Si quieres hacerte con el tuyo, ¡date prisa!

Lidl es una cadena de supermercados alemana que solo en tierras germanas cuenta con más de 3.300 tiendas. Pero su desarrollo no ha sido sólo a nivel nacional, la marca tiene más de de 10 mil tiendas en el mundo.

El éxito de la cadena alemana en España

Lidl tiene una amplia presencia en España y ha conseguido hacerse un hueco entre los otros grandes supermercados muy presentes en España, como pueden ser Carrefour, Auchan o Mercadona.

Su estrategia de venta se basa, principalmente, en los grandes descuentos y promociones que propone Lidl. Su secreto es que la cadena rebaja productos de las marcas más vendidas y al mismo tiempo, amplía la gama de productos de las marcas con los que ellos obtienen un mayor margen de beneficios, es decir, con sus marcas y las marcas blancas.

Pese a ser una cadena alemana, no se caracteriza por ofrecer productos alemanes, Lidl ha adaptado sus productos al mercado español para ganarse a los clientes. Pero no es la única medida que han tomado para mantener su liderazgo en precios. Un surtido de productos en el que se prima la demanda a la duplicidad de marcas, la exposición de los artículos en cajas para ahorrar tiempo en la reposición o la simplificación de los procesos internos son algunas de ellas.

Todas estas modificaciones les han servido tanto a Lidl como a su compatriota Aldi para hacerse un huequito en el mercado español. Solo en España, la cadena alemana realiza 2.708 millones de ventas al año que se suman a la facturación anual de casi 80 millones del grupo alemán.

Las marcas de Lidl

Cada supermercado tienen sus propias marcas y sus marcas blancas con las que comercializa productos de la misma calidad que el resto pero con los que el distribuidor adquiere un precio inmejorable debido al ahorro en el coste de su fabricación, su publicidad o en su envasado.

Una de las marcas blancas de Lidl es Cien, una marca de cosméticos tras la que se esconde la empresa alemana Win Cosmestic. Cien adquirió cierta fama tras hacerse público un estudio que valoró la crema anti arrugas de Lidl como la mejor del mercado.

Además, Lidl tiene su propia marca de electrodomésticos: Silvercrest. Cada semana, en su catalogo de productos, Lidl promociona alguno de estos aparatos eléctricos. Entre ellos podemos encontrar batidoras, microondas, aspiradores, quita durezas, maquinas de coser, ralladores eléctricos, sets de manicura, robots de cocina, entre otros muchos. Su calidad y su precio asequible han hecho de ellos, grandes éxitos en ventas.

Estos productos han competido con grandes marcas de electrodomésticos como Bosch, Philips, Siemens, Thermomix o Moulinex. Así pues, los gigantes pueden temblar con el producto que Lidl volverá a poner a la venta a partir del próximo 30 de junio.

La redacción

Sin conexión
Verifique su configuración