¿Cuándo abortar es terminar con una vida?

¿Cuándo abortar es terminar con una vida?

¿Hasta qué punto el realizar un aborto es terminar con una vida? El debate que circunda la práctica del aborto es extenso y complejo, existen un sinnúmero de puntos de vista, desde el científico hasta el religioso. Descubre las respuestas en el siguiente artículo.

¿Cómo realizar un aborto?

Antes de atacar de lleno la pregunta, es necesario conocer las dos posibles maneras de practicar un aborto y en qué difieren una de otra. 

El primer método es el de la pastilla abortiva o “aborto inducido”. Esta es una práctica perfectamente legal y comúnmente utilizada para terminar con un embarazo. El método de la pastilla abortiva o “aborto por medicación” consiste en la toma de dos medicamentos para interrumpir el embarazo: mifepristona y el misoprostol.

Mifepristona: Este químico bloquea una de las sustancias clave que el cuerpo femenino produce para ayudar a continuar un embarazo, la progesterona. Tiene especial efecto en períodos gestacionales que no han pasado los 70 días desde el último período menstrual.

Misoprostol: Esta pastilla abortiva es usada para la interrupción del embarazo en el segundo o tercer trimestre. Siempre recetado como segundo paso a la mifepristona, el misoprostol produce retortijones y sangrado que vacían el útero. De igual manera su administración es de vía oral y es más fácil de conseguir que la mifepristona.

La segunda práctica consiste en el aborto quirúrgico. Durante esta praxis, el doctor o enfermera utilizan instrumentos de aspiración suaves para limpiar el útero, a este también se le conoce como legrado por aspiración. Es habitual realizar este procedimiento entre las 14 y 16 semanas posteriores a tu último período menstrual. 

Antes de realizar un aborto quirúrgico es común establecer una charla con el doctor o enfermera en donde la paciente recibe información minuciosa sobre el procedimiento. Tras entablar esta charla, se otorga a la paciente 3 días de reflexión para considerar practicar el aborto entiendo todo lo que esto implica.

El aborto según la Ciencia

Ahondando en este complejo tema y respondiendo nuestra pregunta inicial, desde un punto de vista científico, una gran parte de las características que pueden entenderse como “vida” están presentes desde la primera célula llamada cigoto.

El cigoto es el resultado de la unión de células sexuales femeninas y masculinas y es considerado como la primera fecundación. La comunidad científica demostró en los últimos años que la existencia de un ser humano comienza tras la fecundación, sin embargo, se debe diferenciar entre la vida como un organismo micro celular, y una persona humana, siendo esta última una composición más compleja que la mera unión de varias células.

Profundizando en la óptica científica, podemos clasificar tres opiniones diversas sobre el momento en el que la “chispa de la vida” se produce:

La primera, establece que existe vida desde el momento en el que el núcleo del espermatozoide ingresa al óvulo. 

La segunda señala que la vida comienza a partir de la fusión de dos células que forman el cigoto. Esta unión de dos gametos abarca toda la información genética de los progenitores.

Por último, la tercera opinión propone que la vida comienza a partir del día 14 de embarazo. Esto se debe a que es alrededor de este tiempo cuando el cigoto se prende al útero de la madre, por consiguiente, todo lo sucedido antes de este día viene a ser llamado preembrión y no es necesariamente considerado como vida para los expertos. Dado que a partir del día 14 la célula posee la capacidad para regular su propio desarrollo, y tiene identidad propia, diferente a la de los individuos que le “otorgaron la vida”, el terminar con la existencia de este cigoto, podría considerarse como finalizar una vida.

El aborto según la Ley

Los derechos del ser humano, en cualquier compendio legal a nivel mundial, comienzan desde su nacimiento, en tal virtud, desde un punto de vista legal, podríamos decir que el ser humano comienza su verdadera “existencia legal” desde que nace. No obstante, las leyes cambian y evolucionan en cada país constantemente, y el peso que la religión ejerce en la legislación de cada país no laico, puede llevar a excepciones. 

El aborto según la Religión

Finalmente, la opinión desde una postura religiosa es muy diversa, ya que existe un juicio muy diferente sobre el inicio de la vida en cada religión. Tomando como referencia España, en donde la religión católica es la oficial, se considera a la fecundación como el inicio de una vida. Entendiendo como fecundación al proceso por el cuál el núcleo del óvulo se une con el espermatozoide dando lugar a un nuevo ser humano que se denomina huevo o embrión unicelular. 

¿Por qué dar en adopción en lugar de realizar un aborto? 

Existen muchas parejas que anhelan formar una familia y quedar embarazadas, desafortunadamente estos proyectos no pueden concretarse debido a diversos factores como la infertilidad. Resulta difícil de creer que muchas mujeres opten por un aborto cuando la adopción es una solución que no solo las ayudaría en caso de no estar preparadas para asumir la responsabilidad de un bebé, sino que también contribuiría a cumplir el sueño de mujeres con problemas para concebir.

Leer más
El truco para aliviar los dolores de la ciática en 60 segundos

La adopción de un niño es muy complicada, involucra varios factores como entrevistas, estudios de la pareja, viajes al extranjero, largas esperas, por mencionar algunos. Según varios estudios, tan sólo si 1 de cada 10 mujeres que deciden abortar, optaran por dar a su hijo en adopción, las familias españolas no tendrían que ir al extranjero para adoptar un niño. En España, se realizan aproximadamente 107.000 abortos al año, y adicionalmente, estadísticas revelan que se efectúan 10.000 adopciones anuales casi todas en el extranjero. Desde un punto de vista económico, en España las adopciones tienen un costo anual de aproximadamente 92 millones de euros, mientras que los abortos ascienden a 90 millones de euros. Como mencionamos al inicio, gran parte de lo antes mencionado es cubierto por el estado mediante la Seguridad Social, en consecuencia, promulgando la adopción como solución al aborto se lograría un ahorro en ambos flancos.

Marta A
Recibe lo mejor de Ohmymag todos los días en tu correo electrónico
Suscribirse
Sin conexión
Verifique su configuración