urticaria

Se trata de una inflamación cutánea bastante extendida ya que una cuarta parte de la población seguramente la ha sufrido una vez en la vida.

Urticaria: Qué es

La urticaria es una erupción cutánea visible por medio de los pruritos y manchas rojas o pápulas. No se trata de una enfermedad en sí misma, sino de un síntoma. El origen de éste puede ser diverso.

Urticaria: Tipos 

La urticaria puede ser de varios tipos: urticaria aguda, recurrente o crónica.

- Urticaria aguda se caracteriza por una crisis que varía en cuestión de minutos a pocas horas, pero que desaparece en cuestión de unas 6 semanas aproximadamente.

- Urticariarecurrente aparece en diferentes áreas del cuerpo y reaparece nuevamente en el cuerpo de forma regular.

Por última, el caso crónico se trata de crisis que a menudo se presenta diariamente y que se prolonga más de 6 semanas.

Urticaria: Causas

La urticaria puede aparecer por el contacto con la piel o ingestión de un irritante externo. Los irritantes pueden ser de origen y naturaleza diversa como son alimentos, medicamentos o cosméticos, pero incluso pueden ser de carácter físico como la presión sobre la piel, el frío o el calor.

Los irritantes provocan la activación del organismo que hará que éste secrete principalmente histamina que será lo que a la larga ocasione la inflamación y los pruritos.

Las personas más vulnerables de sufrir urticaria, son aquellas que tienen anomalías sanguíneas, enfermedades sistémicas o factores genéticos.

Urticaria: Síntomas

Aparecen pruritos y erupciones de pápulas. Las erupciones pueden presentarse pocas de gran tamaño o muchas de menor tamaño. Además se pueden hinchar siendo la inflamación más importante en el contorno.

Hay casos más complejos donde las erupciones son más profundas debido a la inflamación subcutánea generando mayor dolor. Éste caso es el que se conoce como edema de Quincke.

Urticaria: Tratamiento

El tratamiento, variará en función del origen de la urticaria e irá destinado principalmente a calmar los síntomas. Para ello, se realizará un examen clínico en primer lugar.

Una urticaria aguda puede desaparecer sin tratamiento en unas horas, pero pueden prescribirse antihistamínicos. Este medicamento tiene como función bloquear la histamina principalmente.

Para la urticaria crónica se empleará el mismo tratamiento, pero en este caso, se alargará entre 2 y 6 meses aumentando o reduciendo las dosis según la evolución de los síntomas. En caso de mejora, el tratamiento se puede interrumpir de forma progresiva.

Los casos que requieren hospitalización, son aquello en los que aparece un edema de Quincke o un choque anafiláctico.

Publicado por , el