Stent

Se trata de una prótesis metálica que tiene forma de tubo y se coloca en las arterias coronarias. Este elemento permite evitar las posibles obstrucciones y se pone mediante angioplastia.

Stent: Qué es

Se trata de una prótesis metálica que tiene forma de tubo y se pone entre las arterias coronarias. 

El tubo sistema permite evitar la obstrucción y se inserta mediante angioplastia, siendo ésta una técnica quirúrgica que permite dilatar las arterias cuando su diámetro se ha visto reducido por acumulación de grasas (ateroma).

La intervención, se realiza por medio de una incisión en el muslo que permite acceder a la arteria femoral y que por medio de un alambre guía se llega al lugar de la obstrucción donde con ayuda de un catéter que va unido a un balón deshinchado, se coloca el stent.

El stent se adhiere a la pared impidiendo que se vuelva a producir una obstrucción de las arterias.

Stent: Tipos

Hay de dos tipos, el convencional y el farmacoactivo.

CONVENCIONAL 

El primer tipo es de acero inoxidable y en algunos casos el organismo puede generar rechazo. 

FARMACOACTIVO

Es el sistema que se utiliza más a menudo en la actualidad y se encuentra recubierto por antiproliferatina (limita el estrechamiento sanguíneo) y ácido poliácitico (limita la trombosis). 

Ambos sistemas mantienen el mismo nivel de riesgo de infarto de miocardio.

Stent: Riesgos

El principal riesgo comienza antes de la implantación del stent, ya que se precisa seguir un tratamiento varios meses de antiagregantes plaquetarios, compuesto de aspirina y clopidogrel.

El tratamiento, previene frente a la trombosis.

Durante la colocación del stent se puede producir un shock traumático e incluso 6 meses después, puede aparecer una restenosis.

Publicado por , el