Sinusitis

Se trata de una infección respiratoria benigna que genera congestión nasal en miles de personas a lo largo del invierno.

Sinusitis: Qué es

La sinusitis consiste en una inflamación de la mucosa que producen los senos. Un seno es la estructura de la cavidad ósea a lo largo de los huesos del rostro. Hay 4 pares de senos y se comunican con las fosas nasales por medio de las aberturas finas por las que fluye la mucosa. El tipo de sinusitis se denominará según la localización del seno. 

Una sinusitis puede ser un caso agudo cuando se presenta menos de tres veces al año con una duración de unas semanas, mientras que en caso de durar dos meses o más se trataría de un caso crónico.

Sinusitis: Tipos

Los tipos de sinusitis son:

- Sinusitis frontal

- Sinusitis esfenoidal

- Sinusitis etmoidal

- Sinusitis maxilar

La sinusitis maxilar es la más común siendo las otras menos frecuentes y más complicadas.

Sinusitis: Causas

La sinusitis puede aparecer por diversos factores, ya sea por una alergia, pólipos nasales, desviación de la pared nasal, absceso dental, contaminación atmosférica, infección bacteriana o infección viral.

Además, los pacientes que han padecido una rinofagitis, purulenta y dolores de cabeza, pueden derivar el diagnóstico a sinusitis.

En caso de sinusitis por infección bacteriana, se genera una obstrucción de los senos a causa de la irritación e hinchazón de la mucosa. Ésta situación hace que la mucosa no pueda fluir normalmente y que los microorganismos se multipliquen lo que genera un aumento de presión en los senos.

Sinusitis: Síntomas

Los síntomas más característicos de la sinusitis son:

- Congestión nasal o nariz taponada

- Estornudos

- Fiebre ligera 

- Malestar general

- Sensación de presión

- Doolor de cabeza disperso o moderado

- Secreción nasal: si hablamos de una secreción nasal amarillenta o verdosa, hablamos de sinusitis purulenta, pero si la mucosa es transparente, nos referimos a una sinusitis viral.

La duración de la enfermedad puede ser de 2 semanas en caso agudo, pero también puede prolongarse varias semanas, convirtiéndose en un caso crónico. Si aparece dolor facial, es importante localizar la zona ya que ésta nos indicara de donde radica la infección.

Sinusitis: diferencias y síntomas 

La sinusitis tiene síntomas generales como los descritos anteriomente pero hay otros síntomas que dependerán del tipo de sinusitis, ya sea frontal, esfenoidal o etmoidal. 

- Sinusitis frontal: aparece una fiebre alta de más de 38,5ºC, secreción nasal por un solo orificio y un dolor focalizado sobre un solo ojo dando la sensación de latidos.

Sinusitis esfenoidal: aparece también una fiebre alta junto con dolor de cabeza intenso detrás del ojo.

Sinusitis etmoidal: el paciente sufrirá una fiebre elevada de más de 38,5 ºC, dolor en el ojo e hinchazón del párpado.

Sinusitis: Tratamiento

El tratamiento de la sinusitis variará en función de las causas q la generen.

Una sinusitis viral sin tratamiento, en el 75% de los casos desaparecerá por sí sola. En cualquier caso existe también tratamiento tanto natural como farmacológico.

Los tratamientos naturales que pueden ayudar a mitigar los síntomas son la inhalación de vapor, el agua salada y un lavado de nariz entre otros.  Ambos tratamientos disminuirán la presión de los senos y facilitarán el drenaje de la mucosa.

El tratamiento farmacológico se basará en analgésicos, para tratar el dolor, antihistamínicos cuando hay alergia y descongesitonantes para casos de dolor muy intenso.

La sinusitis bacteriana, como la frontal, etmoidalo esfenoidal, tienen un tratamiento de 7 o 10 días a base de antibióticos recetados por el médico. Estos permiten disminuir los síntomas llegando incluso a acortar la duración de la sinusitis.

La cirugía se plantea en casos de sinusitis crónica y se basa en drenar los senos, volviendo a recuperar las aberturas de las fosas nasales eliminando los pólipos nasales o volviendo a colocar el tabique nasal.

Publicado por , el