viacrucis,pasion,religion

La celebración del Viernes Santo reúne a la comunidad cristiana cada año, en la tristeza del duelo. Ohmirevista te lleva a los bastidores de este viernes fuera de lo común. 

Fecha del Viernes Santo

El Viernes Santo se celebra todos los años  el viernes antes del domingo de Resurrección, de cuya fecha depende. 

Origen del Viernes Santo

El Viernes Santo, los cristianos conmemoran la pasión y la crucifixión de Jesús. Es el día más triste de la cristiandad y los fieles meditan sobre el sentido de esta muerte. El Viernes Santo se celebra en las iglesias católicas, protestantes y ortodoxas, aunque su fecha difiere de una religión a otra. La Pasión comienza con la condena a muerte de Jesús y representa los sufrimientos que soportó en el camino que lo condujo a la cruz.

Como breve introducción, cabe recordar que en la época de Jesús, las autoridades judías lo consideraban como un alborotador. Para apoderarse él, encontraron un traidor entre sus apóstoles: Judas. Jesús reveló la existencia de este traidor y anunció su arresto, durante la Última Cena con sus apóstoles (celebrada el Jueves Santo).

Al día siguiente, Jesús fue detenido y acusado de blasfemia. Como la ciudad de Judea se encontraba bajo dominio romano, Jesús fue conducido ante Poncio Pilatos, que lo sometió a un interrogatorio. Aunque sí que tenía fama de ser un religioso exaltado, no constituía ninguna amenaza política para Pilatos, por lo que decidió liberarlo, ya que debía liberar un preso durante la Pascua judía. Pero, bajo la presión del pueblo que pedía la muerte de Jesús a cambio de la liberación de Barrabás, un ladrón que también estaba preso, decidió condenarle.

Es entonces cuando comienza el relato de la Pasión. Acusado de haberse proclamado rey de los judíos (inscripción que se encuentra en la cruz, INRI), Jesús fue sometido a distintas humillaciones, incluida la corona de espinas que se le incrustó en la cabeza, antes de realizar el camino hacia su ejecución.

Tradiciones del Viernes Santo

La tortura y la muerte de Jesucristo son los acontecimientos centrales de esta festividad, conocida bajo el nombre de Viacrucis. Este es también el nombre de la procesión que tiene lugar el Viernes Santo en las iglesias.

En recuerdo del sufrimiento soportado por Cristo, los cristianos reviven cada etapa de su muerte (llamadas estaciones). Por cada una de las 14 estaciones que componen el Viacrucis, desde la condena a muerte de Jesús (primera estación) hasta su entierro (decimocuarta estación), se reza una oración. El color litúrgico del Viernes Santo es el rojo, que simboliza el honor y la emoción.

En la tradición cristiana se realiza una forma especial de ayuno, excepto los ortodoxos, que no lo hacen. La tradición indica que hay que hacer que el Viernes Santo sea "magro", es decir,  se prohíbe el consumo de carne. Pero algunos pueden optar por realizar un ayuno completo. Aunque la Iglesia se une al sufrimiento y al calvario de Cristo, no conmemora la muerte de Jesús sin recordar su resurrección, envuelta en la alegría de la Pascua. En España, durante la Semana Santa, las procesiones del Viernes Santo (el Santo Entierro) suelen ser las más sobrias e importantes.

Publicado por , el