Cuaresma

El tiempo de Cuaresma tiene lugar todos los años en la vida de los cristianos. Ohmirevista te invita a descubrir este ayuno de múltiples facetas. 

Fechas de la Cuaresma

La Cuaresma es un período de 40 días que empieza el Miércoles de Ceniza y dura hasta Semana Santa. Como la fecha de la Semana Santa varía cada año, también lo hace el inicio de la Cuaresma. 

Origen de la Cuaresma

La Cuaresma, palabra derivada del latín "Quadragesima", se traduce por el cuadragésimo día (antes de Pascua). El 40, número recurrente en la Biblia, marca de forma cíclica las pruebas que llevan a Dios. Para los fieles, la Cuaresma es un período de abstinencia, limosna y ayuno. Conmemora el retiro que Jesús llevó a cabo en el desierto, donde se aisló para meditar y rezar durante 40 días.

Entre los cristianos, aunque existen algunas variantes rituales, la Cuaresma es común tanto para los católicos como para los ortodoxos. La práctica del ayuno de Cuaresma se remonta al siglo IV. Anteriormente, se hace mención a dos días de ayuno como preparación a la Pascua, con motivo del Jueves y Viernes Santos, que preceden al Domingo de Pascua o de Resurrección.

Históricamente, la privación permitía hacer frente al agotamiento de las reservas previstas para el invierno. A falta de recursos suficientes y a la espera de las nuevas cosechas de primavera, los campesinos comían menos en esta época del año.

Tradiciones durante la Cuaresma

La Iglesia Católica no ha establecido de forma oficial la naturaleza del ayuno. Este debe tener sentido para el practicante. Aunque la privación no es un fin en sí misma, el efecto de esta práctica reside en el fortalecimiento de la fe cristiana. Mediante la renuncia y el sacrificio, el espíritu comunitario conlleva un beneficio puramente personal.

Esta disciplina voluntaria de la mente y del cuerpo también está presente en muchas tradiciones religiosas, espirituales y filosóficas de todo el mundo. Revela un carácter casi universal, según el cual, el hombre trata de alcanzar la perfección.

En el primer día de la Cuaresma, los cristianos van a la iglesia durante la celebración del Miércoles de Ceniza. El sacerdote traza en la frente de los fieles una cruz, pidiéndoles que se conviertan y crean en el Evangelio. La ceniza, poderoso símbolo de luto y polvo, marca el comienzo de periodo importante y representa la insignificancia del hombre ante lo Absoluto al que se entrega.

Otras celebraciones importantes durante la Cuaresma son el Domingo de Ramos (que celebra la llegada de Jesucristo a Jerusalén y el comienzo de la Semana Santa), el Jueves Santo (la última cena de Cristo con sus apóstoles), el Viernes Santo (que conmemora la Pasión de Cristo, llevando la cruz), el Sábado Santo (de luto por el entierro) y, finalmente, el domingo de Pascua (que celebra su Resurrección), que marca el final del ayuno.

Durante la Cuaresma católica, los domingos no son días de ayuno. De hecho, el Miércoles de Ceniza tiene lugar 46 días antes del domingo de Pascua y no 40, ya que es el propio ayuno de la Cuaresma el que dura 40 días. Los creyentes son invitados a realizar un sacrificio material. Además de eliminar lo negativo o lo superfluo, también son invitados a invertir en algo positivo.

Muchos creyentes aprovechan la Cuaresma para confesarse. A partir de los 14, los cristianos se abstienen de comer carne, sobre todo, los viernes. Durante esta época también son tradicionales los dulces como los pestiños, las torrijas y los buñuelos de cuaresma. El púrpura es el color de la Cuaresma y lo podemos ver en las iglesias en esta época concreta del año.
Publicado por , el