cementerio,santos,religion

Una vez al año, los cristianos celebran el día de Todos los Santos y llenan de flores los cementerios. Ohmirevista te sumerge en la leyenda de esta fiesta Santa. 

Fecha del día de Todos los Santos

El día de Todos los Santos se celebra cada 1 de noviembre.

Origen del día de Todos los Santos

Constituido de manera unánime en otras lenguas, el nombre de "Todos los Santos" hace referencia a la fiesta de todos los santos. Es una festividad que existía en Grecia desde el siglo IV en honor a los mártires cristianos, muertos por su fe. En su origen, se celebraba el domingo después de Pentecostés, fecha que sigue estando marcada en el calendario de los cristianos ortodoxos.

Por razones prácticas, posteriormente, la fecha del día de Todos los santos se desplazó  al 1 de noviembre, día del Año Nuevo celta, con el fin de promover la adhesión al cristianismo. Dado que se dedicó el Panteón de Roma (templo consagrado a todos los dioses) a la Iglesia Católica de forma oficial cuatro siglos más tarde, el culto de los santos cristianos sustituyó progresivamente al de las divinidades romanas.

En cuanto al día de los Muertos, este tiene lugar el día después de Todos los Santos, el 2 de noviembre. Esta festividad es menos antigua y fue establecida para conmemorar a los fieles difuntos a partir del siglo X. Por lo tanto, los dos acontecimientos son muy distintos. El día de los Muertos es una de las celebraciones más importantes de México.

Tradiciones del día de Todos los Santos

El día de Todos los Santos es festivo. Es costumbre que la conmemoración de los muertos tenga lugar el mismo día que la conmemoración de los santos. La ceremonia ritual del día de Todos los Santos empieza la noche del 31 de octubre, durante un oficio que se lleva a cabo tras la puesta de sol. Continúa al día siguiente en una gran celebración religiosa.

La tradición de Todos los Santos se ha secularizado en gran parte desde el siglo XIX, en particular, a través de las declaraciones populares realizadas en honor a parientes difuntos. Hoy en día, esta tradición sigue estando muy arraigada, tanto en la vida religiosa como en la vida secular, y el día de Todos los Santos es el día del año en el que los cementerios tienen más flores.

Los crisantemos son los afortunados elegidos de las decoraciones florales para honrar las tumbas, ya que según su color, simbolizan la inmortalidad o el dolor asociado a la muerte. Además, su resistencia a las heladas de invierno los convierten en la planta predilecta. Los crisantemos remplazaron, en el siglo XIX, las velas que se encendían en las tumbas.

Publicado por , el