Rabia

Se trata de una infección del hombre transmitida por medio de una animal, normalmente el perro.

Rabia: Qué es

Se trata de una infección vírica o zoonosis que se transmite al hombre por medio de un animal ya sea éste salvaje o doméstico. El virus de la familia de los Rhabdoviridae afecta a todos los mamíferos.

Puede llegar a ser mortal, ya que más de 55.000 personas mueren cada año de rabia principalmente en África y Asia. 

Rabia: Causas

Se produce por la mordedura del animal y el consecuente contacto de la saliva infectada con el hombre. El virus se incuba aproximadamente entre una semana y tres meses, pero este tiempo siempre varía en función del animal infeccioso y la persona afectada.

Rabia: Animales que transmiten la rabia 

Los animales transmisores habitualmente son:

- Perro

- Zorro

- Lobo

- Gato

- Tejón

- Murciélago

El virus, ataca al sistema nervioso central propagándose por los nervios al cerebro y médula espinal. 

Rabia: Síntomas

Principalmente aparece el dolor en la zona de la mordedura, fiebre, dolor de cabeza, náuseas y sensación general de malestar. 

Cuando el virus afecta al cerebro y a la médula espinal aparece una inflamación progresiva que harán aumentar la intensidad de los síntomas previamente mencionados, llegando incluso a causar la muerte.

Síntomas de la rabia en personas 

Las personas afectadas con la rabia pueden presentar los mismos efectos que los animales, acompañadas de:

- Alucinaciones

- Insomnio

- Delirios

- Dificultad al tragar

- Espamos

En algunos casos, el paciente puede desarrollar hidrofobia o miedo ante la presencia de un líquido y en porcentaje reducido puede presentar parálisis de los miembros inferiores. Esta es una sensación extrema que conlleva una parada cardiorrespiratoria y que consecuentemente produce la muerte del paciente.

Síntomas de la rabia en animales

- Mala coordinación

- Elevada sensibilidad sensitiva

- Hipersalivación

- Convulsión de los músculos faciales

- Agresividad 

Rabia: Actuación tras una mordedura

Cuando un animal presente los síntomas anteriormente descritos o haya mordido ya al afectado, se conseja llevar al veterinario al animal.

La mordedura, deberá tratarse con agua limpia y jabón durante 15 minutos para aplicar posteriormente antiséptico, lo que permitirá eliminar el virus del área afectada y mermar riesgos.

Es importante acudir inmediatamente al médico tras la limpieza para que el paciente reciba la vacuna antirrábica o incluso la inmunoglobulina antirrábica si fuera necesario.

Rabia: Vacuna antirrábica

La vacuna puede suministrarse antes de la exposición al virus aunque no es obligatoria. En cualquier caso, a todos los usuarios que se encuentren mínimamente expuestos al riesgo se les aconseja que se vacunen, ya sean veterinarios o viajeros, ya que se trata de un remedio muy eficaz suministrado a tiempo.

Para evitar el problema de raíz, es aconsejable vacunar a los animales, sobre todo a los perros y gatos que se vayan a sacar fuera del país de origen.

Como medida preventiva se aconseja no alimentar a los animales salvajes y mantenerse a una distancia prudente en general de los animales.

Publicado por , el