perro comida

Su dueña se acerca para tratar de entender por qué tiene esas patitas tan regorditas. Y cuando le pregunta, el perro parece sentirse muy culpable y termina escupiendo toda la comida que acumulaba en sus mejillas, como si de una ardilla se tratara. ¡Este sí que es un vídeo divertido de los que tanto nos gustan!

Publicado por , el