El lulú de pomerania, el perrito de los famosos

Te traemos información sobre el tierno perrito Pomerania, de dónde procede, cuáles son sus características y qué comportamiento tienen, para que lo ames como a un peluche.

El Pomerania es un perro digno de hacerle un peluche. Como otras razas bonitas, es una de las razas enanas que más se demandan, sobre todo entre los famosos. ¿Quieres saber más sobre el Pomerania?
 
El origen del lulú
 
Esta raza de perro procede de razas más grandes y, aunque siempre ha pertenecido a gente pudiente, en sus orígenes se utilizaba como perro para controlar ovejas y bovinos, además de para tirar el trineo. 
 
Fue en el siglo XX cuando se empezó a transformar y adaptarla a la vida de los ricos. Cabe decir que cuando el Titanic se hundió en 1912, se rescataron tres perritos, dos de ellos de la raza Pomerania.
 
Sus características y rasgos
 
Normalmente, los machos suelen ser más pequeños que las hembras. A pesar de ser un perro pequeño, es robusto y compacto y se mueve con mucha agilidad. Aún posee algunos rasgos de su raza origen: el spitz. Sus orejitas puntiagudas y sus ojos profundos recuerdan a los zorros. 
Respecto a su peso, suelen pesar entre 1,5 y 3,5 kilos con una altura de hasta 22 centímetros. Su duración de vida es de entre 14 y 18 años.
 
Su pelaje es abundante, y el color más usual son los colores rojizos y marrones. La capa externa de pelo es áspera y lisa, pero la capa de abajo es lanosa y suave. Y su cola está completamente llena de pelo. Por ello, se requiere un especial cuidado del pelaje.
 
El temperamento del Pomerania
 
Estos perritos, conocidos como los eternos cachorros, son muy curiosos, valientes y atrevidos. El Pomerania está siempre seguro de sí mismo y es muy inteligente, por lo que requiere siempre estímulos intelectuales.
 
Adora la compañía y no le gusta la soledad, por lo que es perfecto para las familias. También son bastante dóciles, por lo que educarlos será tarea fácil. 
 
Cuando se relacionan con otros perros y gatos, suelen establecer vínculos sinceros y duraderos, por lo que es perfecto si tienes algún animal en casa. No sienten miedo de los desconocidos aunque a veces pueden parecer distantes y algo orgullosos.
 
Respecto a los niños, el pequeño Pomerania es ideal para ellos ya que su carácter curioso y activo necesita estímulos y movimiento. No juegan de forma ruda, aunque al ser tan aventurero pueden no entender algunos riesgos de tratar con niños muy pequeños.
 
Algunos cuidados
 
La comida que le des tiene que ser de gran calidad con los nutrientes esenciales y evitar alimentos que lleven al sobrepeso.
 
Hay que cuidar muy bien sus dientes y encías ya que los perritos en miniatura suelen tener problemas bucales. Así pues, es importante acostumbrarlos al cepillado desde cachorros.
Respecto al baño, debe ser una vez al mes. Hay que utilizar un buen champú para que el denso pelaje se hidrate bien. No utilices acondicionador, pues podría perder volumen. Y cepilla su pelo cada día.
 
¿A que son muy monos?
• Antonio Lucas