chihuahua

Cuando Milo, el chihuahua, escucha el coche de su dueña, que ha estado ausente unos días, se pone muy nervioso. Pero su felicidad se desborda cuando descubre la sorpresa que su dueña lleva con ella: su bebé de dos días.Milo le lleva su juguete al recién nacido, lo huele y corre por todas partes, feliz de recibir al nuevo miembro de la familia. El bebé solo tiene unos días, ¡pero ya tiene un gran amigo!

Publicado por , el