nueces

¿Te parece extraño que tantas dietas recomienden el consumo de nueces? Ohmirevista te explica por qué consumir nueces puede ayudarte a adelgazar.

Ventajas de las nueces 

Numerosos estudios científicos serios han demostrado que las nueces y otros frutos oleaginosos en general son beneficiosos a la hora de reducir los riesgos de padecer colesterol, enfermedades cardiovasculares, diabetes tipo 2, cálculos biliares y cáncer de colon en la mujer. 

Por otro lado, la nuez tiene un efecto antioxidante y es rica en fibra alimentaria, la cual facilita la digestión y sacia el hambre. Por eso mismo, la nuez puede convertirse en una buena aliada a la hora de adelgazar como parte de una dieta equilibrada, ya que provoca una sensación de saciedad inmediata a causa de su alto contenido en fibras que se hinchan en el estómago, sirviendo como supresor natural del apetito. ¡Además, es difícil comer muchas porque da rápidamente la sensación de estar lleno!

Los investigadores han demostrado que una parte de las grasas de las nueces enteras, sin transformar, transita por el organismo sin ser absorbida, así, pese a su alto contenido calórico, todas las calorías que libera no son ingeridas por el metabolismo. 

Cómo consumir nueces

¡Ese efecto supresor del apetito de la nuez la convierte en el tentempié ideal! Para la merienda, en lugar de tomar chocolate o barritas de cereales, los cuales engordan debido a su contenido en azúcares rápidos, opta por las nueces, o también por las almendras o avellanas.  

Estos frutos secos te aportarán fibra y una sensación de saciedad más duradera que los dulces. 

Pero al ser ricas en lípidos, no se aconseja consumir más de un pequeño puñado de nueces al día, ya sea por la mañana para matar el gusanillo de las 11, o sobre las 5 o las 6 de la tarde como merienda para aguantar hasta la cena. 

Una porción de 30 gramos de nueces de Grenoble mondadas (es decir, unas 14 nueces), aportan unas 180 kilocalorías. También puedes añadir unas nueces a tus ensaladas para reducir la dosis de vinagreta. 

Efectos secundarios de la nuez

El principal efecto secundario de la nuez, como ocurre con los demás frutos secos, es el conocido riesgo de alergia. Las personas alérgicas a los cacahuetes tienen más posibilidades de ser alérgicos a las nueces que la población media. Además, aquellas personas que padecen cálculos urinarios o renales deben evitar consumir nueces, ya que este alimento incrementa el riesgo de formación de cálculos. 

Publicado por , el