fruta,dieta

La dieta a base de frutas es eficaz para perder peso. Ohmirevista te cuenta qué fruta elegir para adelgazar de forma eficaz.

 

Descripción de la dieta de fruta

La dieta de fruta es un método adelgazante que consiste en consumir únicamente fruta. El aporte calórico es muy bajo, de ahí la pérdida de peso rápida, ya que tiene lugar una acción depurativa. Por otro lado, se elude la sensación de hambre gracias a la fibra y a las vitaminas contenidas en la fruta, que sacian.

El principio es sencillo: se puede comer toda la fruta que se desee siempre y cuando se respete un intervalo de dos horas entre cada fruta que se coma, para facilitar su asimilación. Algunas frutas son mejores, como la piña; mientras que hay otras que deben vetarse, como el plátano.

En conclusión, esta dieta muy sencilla de seguir permite una pérdida de peso rápida pero expone el cuerpo a las carencias. No es muy recomendable para la salud y únicamente la pueden seguir durante unos días las personas que gocen de buena salud y no padezcan ningún problema intestinal, ya que este régimen aporta un exceso de fibra al organismo, que podría irritar el intestino.

Ejemplo de menú de un día

Algunas frutas son mejores en esta dieta de fruta. Las tres frutas principales de este método adelgazante son la piña, la sandía y la papaya. Puedes consumir la misma fruta durante todo el día, a razón de una fruta cada dos horas, o bien alternar diferentes frutas.

Por ejemplo, toma papaya por la mañana, piña a mediodía y mango por la noche, para variar los sabores. Tras unos días de intenso consumo de fruta, hay que reintroducir progresivamente los alimentos feculentos, las verduras, la carne y el pan para que el organismo se habitúe de nuevo a una alimentación más variada y equilibrada.

Una receta de la dieta de fruta

La dieta de fruta también recibe el nombre de «dieta Hollywood», ya que se popularizó en los años 90 gracias a las actrices que la seguían para perder peso rápidamente, por ejemplo, por exigencias del guion. Este método adelgazante no necesita ni preparación ni recetas concretas, ya que la fruta se come tal cual.

En esta dieta de fruta no hay cabida para una macedonia con azúcar. La preparación es básica y muy rápida, ya que conviene consumir la fruta fresca, tras lavarla o pelarla.

Publicado por , el