Mioma uterino

Se trata de tumores benignos en el útero bastante habituales, pero que resultan incapacitantes.

Mioma uterino: Qué es

Son tumores no cancerosos que aparecen en el útero cuyo número y tamaño varía en cada mujer. Se trata de una afección que no presenta síntomas.

Mioma uterino: Tipos

Según la localización del mioma, se clasifican en tres tipos principalmente: intramurales, subserosos y submucosos.

1. Mioma tramural es el más común y aparece en el espesor del músculo de la pared del útero.

2. Mioma subseroso, de desarrola hacia el exterior del útero y puede formar una estructura alargada uniéndose a un órgano o tumor.

3. Mioma submucoso aparece bajo el endometrio en la cavidad uterina.

Mioma uterino: Síntomas

Muy pocas mujeres presentan síntomas evidentes, habitualmente se reconoce por la presencia de:

- Dolor y pesadez bajo el vientre

- Reglas largas y abundantes

- Molestias durante las relaciones sexuales

El mioma muchas veces hace que la mujer sienta frecuentas ganas de orinar por la presión que se ejerce en la vejiga lo que puede llevarle a tener pérdidas de orina. 

El estreñimiento y la sensación de hinchazón son también síntomas asociados al mioma. En caso de complicación, la mujer puede padecer anemia.

No es una afección que influya en la fertilidad, pero puede bloquear temporalmente las trompas de Falopio.

Mioma uterino: Causas

Por el momento no se conoce el origen del mioma, pero se consideran varias opciones. Por una parte podría deberse a la mutación de una célula que se multiplica descontroladamente.

Por otra parte podría tener carácter genético y por último, deberse a algunas conexiones que se establecen entre los estrógenos femeninos y las células del crecimiento.

Mioma uterino: Tratamiento

El tratamiento ira en función siempre del paciente, ya que la edad y los síntomas son determinantes, así como la ubicación y el tamaño del mioma.

El tratamiento va enfocado principalmente a controlar los síntomas como es el sangrado abundante.

En los casos que sea preciso, se realizará la intervención quirúrgica de la que existen diversas variantes. Por una parte está la miomectomia que elimina el mioma conservando el útero y la histerectomía que extirpa el útero.

El último caso es más complejo y por tanto se realiza principalmente en las mujeres que no van a tener mas hijos.

Publicado por , el