Cómo pedir matrimonio por sorpresa, en una cena o en familia

Cómo pedir matrimonio por sorpresa, en una cena o en familia

¿Quieres conservar un recuerdo inolvidable de tu pedida? ¡Pues sigue los consejos de OhMyMag para una hacer una, además, a tu estilo!

Una pedida simple, pero perfecta 

Si tienes un temperamento discreto y aprecias las cosas sencillas, opta por una pedida igualmente discreta. No siempre es necesario ir muy lejos para conquistar el corazón elegido, lo más importante es no escatimar en romanticismo. Por lo demás, es muy sencillo, cuando se trata de matrimonios y bodas, no son precisamente las ideas las que escasean.

Si quieres que tu pedida sea sencilla, opta por un lugar inolvidable. Un gran restaurante, una playa de ensueño, un lugar en el que hayáis compartido muchos momentos juntos... Y trata de encontrar el momento justo para poder declararte sin que nadie te interrumpa. 

Ponerse de rodillas, las flores y el anillo siempre son necesarios en una pedida y no están reservados exclusivamente a los hombres. 

Una pedida insólita y completamente sorpresa

¿El matrimonio te parece una institución muy tradicional y tú prefieres hacer algo fuera de lo común? Te damos algunas ideas para que sorprendas al elegido de tu corazón.

Puedes inspirarte en tus comedias románticas preferidas y organizar un flash mob durante una cena o, por qué no, en plena calle con algunos amigos. 

Y si quieres sorprender a esa persona pero de una forma más discreta, coloca pétalos de rosas rojas en la cama formando LA frase. Organiza una especie de caza del tesoro donde la sorpresa final sea el anillo de compromiso dentro de su cajita. Será un momento precioso lleno de juegos y complicidad con un final soñado.

Una pedida original para diferenciarse de los demás

¿Quieres que tu pedida sea distinta a las demás? Opta por una pedida original de la que seguiréis hablando años después. Si tienes algunos ahorros, puedes alquilar una valla publicitaria en la que se muestre tu pedida. 

O, ¿por qué no en la pantalla de un cine? Una simple sesión de pareja se transforma en una pedida pública con una pequeña película hecha por ti. No olvides invitar a vuestras familias y amigos a esta proyección tan particular. 

También puedes pedir que transmitan tu mensaje por la radio siempre y cuando te asegures de que el mensaje llegará a su legítimo destinatario. Y si os gusta el teatro, contrata una pequeña compañía que represente una escena ante la persona elegida justo tras la cual puedas hacer la pedida.  

• Antonio Lucas