masaje piés

La reflexología podal y reflexlogía de manos es un masaje que se basa en la estimulación de puntos de energía para sentirse mejor. Ohmirevista te cuenta todo lo que debes saber sobre esta técnica.

Qué es la reflexología podal

La reflexología podal es un masaje de estimulación de puntos reflejos presentes en los pies. También se puede dar en las manos (reflexología palmar) o en la cara (reflexología facial). Esos puntos están relacionados con algunas partes específicas del cuerpo, permitiendo actuar sobre zonas precisas.

Tarifas 

Las tarifas de las sesiones de reflexología dependen de numerosos criterios, como el centro, la situación geográfica y la duración. En general, debemos prever un mínimo de 50 € por una hora de reflexología. Y si el profesional se desplaza hasta nuestro domicilio, el precio se incrementará.

Técnicas de reflexología

Ya sea reflexología podal, reflexología de la mano o reflexología facial, la base es la misma. El objetivo es permitir la libre circulación de la energía vital por los diferentes órganos del cuerpo así como por cada célula viva. 

Por este motivo la técnica consiste en masajear una serie de puntos reflejos asociados a una zona del cuerpo. Según la medicina tradicional china, cada punto reflejo se corresponde con un órgano, glándula o una pequeña parte de nuestro cuerpo, por lo tanto, el especialista debe adaptar su masaje a las necesidades del paciente. Prestará especial atención a ciertos puntos dependiendo del problema que deba tratar: estrés, dolor de espalda, trastornos del sueño, etc.

Son especialmente reconocidas la reflexología rusa y la reflexología japonesa.

También puedes probar la reflexología sin un objetivo específico, actuando sobre todo el cuerpo.

Beneficios de la reflexología

La reflexología podal ofrece numerosos beneficios, comenzando por la eliminación de tensiones y el estrés, males ineludibles del siglo XXI. Si te sientes falto de energías, deberías saber que esta disciplina puede ayudarte ya que te revitaliza y vigoriza.

Muchos creen en la reflexología para adelgazar, pero éste no es uno de sus beneficios directos. Esta técnica permite armonizar funciones importantes del cuerpo que pueden estar desequilibradas, lo que ayudará a sentirnos mejor con nosotros mismos, pero no a perder peso.

En general, la reflexología trata muchos males, como la ciática, los dolores, las alergias, el asma, la bronquitis, el acúfeno, el insomnio, el estreñimiento, etc. También genera una sensación de mayor bienestar, alivio y tranquilidad. Si sigues teniendo dudas sobre los beneficios de esta medicina alternativa, ¡no dudes en probarla para juzgar personalmente su eficacia!

Publicado por , el