masaje piedras

El masaje relajante confiere un bienestar físico y mental. ¡Ohmirevista te cuenta todo lo que has de saber sobre esta verdadera fuente de relajación!

 

Masajes relajantes precios 

Hay que mirar muy bien los precios y los diferentes centros para encontrar uno donde darte masajes relajantes baratos. Como sabes, los precios varían mucho para poder corresponder a todos los bolsillos. Hay que tener en cuenta la localización, la duración del masaje, la fama del salón y la certificación del especialista, entre otros aspectos.

En general, una sesión de 45 minutos o una hora suele costar unos 50 euros. El precio podría ser más elevado si se efectúa a domicilio o si se trata de un salón o gabinete especialmente prestigioso. 

No es raro ver cómo centros de moda y alta gama proponen masajes relajantes a partir de 200 €. 

Masaje relajante paso a paso

Existen numerosas técnicas de masajes relajantes. El masaje coreano, por ejemplo, tiene como objetivo la relajación total del cuerpo y de la mente. Pero también está el masaje tailandes, el ayurvédico, masaje californiano, etc.

¿Uno de los masajes relajantes más apreciados? Los masajes relajantes de espaldas con aceite que parte de la parte más baja de la zona dorsal, sube lentamente y, después, vuelve a bajar. El masaje relajante también puede efectuarse en otras partes del cuerpo. Puede ser un masaje perineal, un masaje relajante de piernas o un masaje de pies. 

Las técnicas imprescindibles son el roce, el amasamiento, la fricción y la compresión. También podemos hacer un amasamiento más suave de la piel, aunque es más común en los masajes  de tipo estético. Es ideal para luchar contra la celulitis, aunque para eso también se puede recurrir a un masajeador anticelulítico.

En cualquier caso, para el profesional, una de las claves para hacer un buen masaje de este tipo consiste en prestar atención al cliente durante toda la sesión, que puede durar entre 30 minutos y una hora. 

Beneficios del masaje relajante

Los beneficios del masaje relajante completo son numerosos. Para empezar, beneficia enormemente al cliente en el plano psicológico, pues ayuda a eliminar el estrés, el desánimo, la depresión, la ansiedad y otros signos de nerviosismo. Puede acabar, incluso, con problemas de insomnio. 

Y en el plano físico, también hace maravillas, ya que regula la tensión arterial, alivia algunos trastornos relacionados con las enfermedades cardiovasculares y es igualmente capaz de mitigar problemas respiratorios como el asma. 

Para recibir este tipo de masajes no solo se puede recurrir a especialistas. Conociendo algunas técnicas básicas puedes probar a darle un masaje relajante a tu pareja.

Publicado por , el