Herpes: qué es, síntomas y tratamiento

Herpes: qué es, síntomas y tratamiento

La enfermedad del herpes es vírica muy contagiosa. Se caracteriza por la aparición de pequeñas vesículas agrupadas y hay de dos tipos: herpes labial y herpes genital.

Herpes: Qué es

El herpes lo causa el virus del herpes simple (HSV) y se caracteriza por la presencia de vesículas agrupadas. Se trata de una enfermedad vírica y contagiosa que se manifiesta por brotes. Estéticamente son visibles alrededor de los 6 o 10 días.

Hay dos tipos de herpes: herpes simple tipo 1 (VHS-1) y el herpes simple de tipo 2 (VHS-2). El primero es el que causa el herpes labial y el segundo el genital. Éste último se trata de una infección de transmisión sexual (ITS).

Leer más
Los 5 mejores trucos para eliminar la grasa abdominal

El herpes simple tipo 1, es muy habitual y casi la totalidad de la población ha tenido alguna vez uno antes de los 20 años. Una vez que se contrae, permanece en el cuerpo aunque puede estar inactivo. 

El herpes simple tipo 2 se contrae normalmente a la edad adulta aunque en Europa es muy poco común. 

Herpes: Causas

El virus del herpes es muy contagioso, sobre todo cuando las vesículas se rompen. Son especialmente vulnerables las embarazadas y los bebés. 

El virus puede estar en una persona de forma latente lo que significa que una persona lo puede contagiar a otras personas sin haberlo contraído.

El herpes genital se contagia a menudo durante las relaciones sexuales sin protección y siempre a través de contacto directo. Esto se produce debido a que la piel tiene pequeñas microlesiones que al ponerse en contacto con la piel de la otra persona, acaba contagiándose durante la penetración. 

El herpes puede contagiarse a otras partes del cuerpo dentro del mismo “huésped” por el contacto.

Herpes: Síntomas

Herpes labial: En las primeras crisis es asintomático, pero en los niños puede desencadenar una gingivosomatitis aguda. Cuando el herpes vuelve a aparecer, se suele notar por un pequeño hormigueo en la zona afectada o picazón. En algunos casos puede ir acompañado de fiebre. Tras varios días de incubación aparecen las vesículas. Normalmente están llenas de líquido. Éstas acaban forman una pequeña costra.

Herpes genital: A diferencia de los ganglios que aparecen en la ingle, los síntomas son los mismos que en el herpes labial. En el hombre, las vesículas aparecen en el pene, nalgas, escroto, ano, uretra o muslos. En la mujer aparecen en la entrada de la vagina, vulva, cuello del útero y nalgas.

Herpes: Tratamiento

Ningún tratamiento puede eliminar el virus del cuerpo, por lo que solo se pueden tratar los síntomas. 

Habitualmente los medicamentos más habituales para ambos herpes son el paracetamol, docosanol, y Aciclovir. En el caso del herpes genital el médico podrá cambiar las dosis según la gravedad y la duración. 

Se aconseja no aplicarse productos no homologados en el herpes genital, ya que puede ser peligroso.

• Antonio Lucas
Recibe lo mejor de Ohmymag todos los días en tu correo electrónico
Suscribirse