Hepatitis

Se trata de una inflamación del hígado y hay hepatitis virales como la A, B, C, D, E y las no virales provenientes del alcohol y los fármacos.

Hepatitis: Qué es

Es una inflamación de hígado de origen mayoritariamente viral cuya gravedad dependerá principalmente del origen de la misma. 

Durante el contagio, se conoce a la hepatitis como aguda, mientras que, si persiste durante 6 o más meses, se la conoce como hepatitis crónica. 

Además, si se produce alguna complicación, la hepatitis puede considerarse fulminante por producirse una insuficiencia en el hígado severa ocasionando fibrosiscirrosis o cáncer de hígado. 

Hepatitis: Tipos

Se distinguen principalmente las de carácter viral (ABC, D, E) y las no virales (alcohólica, farmacológica y autoinmune).

La hepatitis viral se produce por un virus que llega hasta el hígado infectando sus células y multiplicándose. Los diferentes tipos de hepatitis se agrupan según su origen y forma de transmisión.

1. Hepatitis A: Se trata de la hepatitis más suave ya que nunca llega a convertirse en un caso crónico. Se produce a causa de consumir alimentos o agua contaminados.

2. Hepatitis B: Es la más común ya que se transmite por vía sexual o sanguínea y es muy contagiosa.

3. Hepatitis C: Se produce principalmente por medio de la sangre y este tipo si puede evolucionar a un estado crónico produciendo cirrosis o cáncer de hígado. 

4. Hepatitis D: Se transmite de igual forma que la hepatitis B y precisamente, solo pueden sufrir la D aquellas personas que contengan la hepatitis B.

5. Hepatitis E: Se contagia por vía oral, pero es benigna y no se suele evolucionar a crónica.

La hepatitis no viral se produce habitualmente por la ingestión de productos tóxicos y por tanto nocivos para el hígado.

1. Hepatitis alcohólica: Se produce por una ingesta excesiva de alcohol, que es el causante de la inflamación de las células del hígado y si no se trata puede generar complicaciones.

2. Hepatitis farmacológica: La ingesta excesiva de ciertos medicamentos pueden ser tóxicos para el organismo generando un deterioro del hígado.

3. Hepatitis autoinmune: Por el momento no se conocen las causas, ya que el organismo genera auto-anticuerpos, que se pueden agrupar en tipo 1 y tipo 2. Los del primer tipo se acompañan de anti-actina y anti-nucleares. Los del tipo 2, generan anti-LKM. En ambos casos este tipo de hepatitis puede generar cirrosis.

Hepatitis: Síntomas

La hepatitis indistintamente cual sea su origen, no presenta ningún síntoma o en el caso de que los haya, son muy parecidos a los de la gripe:

- Fiebre

- Vómitos

- Fatiga

- Pérdida de apetito

Publicado por , el