Amaia Montero actúa borracha en un concierto en Renedo de Piélagos

Amaia Montero actúa borracha en un concierto en Renedo de Piélagos

Amaia Montero, la ex cantante de la Oreja de Van Gogh, estrenó en enero su nuevo disco "Nacidos para creer" y, de cara al verano, ha empezado su gira de conciertos. Sin embargo, la cantante se presentó a su último concierto en Renedo en un estado "raro" y recibió más abucheos que aplausos. 

Amaia Montero, como cantante de La Oreja de Van Gogh, ha sido un icono del pop musical durante años, muchos hemos crecido con exitazos como 'rosas', 'el vestido azul', 'cuéntame al oído' o 'cuídate'. Tras iniciar su carrera en solitario en 2008, siguió ofreciéndonos éxitos como 'quiero ser' o 'te voy a decir una cosa', 'caminando' o 'tu mirada'.  

Sin embargo, Amaia Montero se había tomado un tiempo para preparar nuevos temas. Hasta hace bien poco seguía promocionando su disco "Si dios quiere yo también", el cuál publicó en 2014, hace ya 4 años. En enero de 2018, se puso a la venta a través de diferentes plataformas  digitales el nuevo disco de la cantante vasca "Nacidos para crecer", dando a sus fans nuevos temas que cantar a grito pelado en la ducha o en el coche de camino al trabajo.  

Su nuevo disco, su cuarto trabajo en solitario, está compuesto por diez temas, entre los que se encuentra su primer sencillo con el mismo nombre del disco ('Nacidos para creer') y un tema en colaboración con el guitarrista Vicente Amigo ('La enredadera'). La cantante lo describe como "todo un striptease emocional" que ofrece una mezcla de sonidos pop hasta melodías más rock.

Amaia Montero, de bochorno en bochorno

No es la primera vez que Amaia se presenta en un concierto ante cientos de fans y muestra síntomas de estar bajo las influencias del alcohol. Varios videos que circulan por Internet dejan su imagen por los suelos. 

Incluso en la gala de los 40 principales, en la que había sido premiada por su primer disco en solitario, se la acusó de recoger el premio "borracha". Más tarde, la cantante desmintió la noticia y aseguró que estaba medicada con ansiolíticos para luchar contra los episodios de ansiedad e insomnio causados por el fallecimiento de su padre. 

Este pasado 9 de junio, la cantante daba un concierto por las Fiestas de San Antonio en la población cántabra de Renedo, el cual estaba organizado por el Ayuntamiento de Piélagos. Pese a correr a cargo del municipio y que los asistentes no pagaron entrada del concierto, los comentarios de indignación por el espectáculo ofrecido por la cantante no fueron pocos.  

"Ayer fui a ver a Amaia Montero a Renedo de Piélagos, que ofreció un auténtico recital de gallos y desafines. Es vergonzoso, que una artista profesional actué en estas condiciones. Puede que el sonido estuviese mal, que lo estaba, puede que no tuviese su mejor día, que desde luego no lo tuvo. Pero el recital de gallos, desafines, entradas a destiempo en las canciones y demás es vergonzoso. Que una artista actué ante miles de personas en estas condiciones es lamentable. Eso sí, seguro que el cache no lo perdona", comentaba un asistente al concierto en su cuenta de Facebook. 

Los asistentes confirmaron que el sonido estaba mal pero asimismo se dieron cuenta que Amaia no estaba en su mejor día. Al principio del concierto se la entendía pero conforme avanzaba la noche, el espectáculo era mayor, más desafinaba, entraba a destiempo en las canciones y más difícil resultaba entender lo que decía entre canción y canción. 

No sabemos si esto tendrá repercusiones en su caché, nosotros esperaremos a que la cantante se pronuncie para saber si esta vez también estaba bajo los síntomas de algún tipo de "medicamento". 

• Antonio Lucas
Leer más