La reina Letizia se rasca sus partes en público

La reina Letizia se rasca sus partes en público

La reina es un icono de elegancia, educación y saber estar pero como cualquier ser humano tiene necesidades básicas. Estas necesidades, pese a ser de lo más normal del mundo, no son gestos que una reina realizaría en público. Lamentablemente, la reina Letizia no ha podido aguantarse las ganas y la han pillado infraganti haciendo algo no muy protocolario. 

El protocolo de la Familia Real está basado en una serie de reglas de que tanto la Familia Real como los que comparten una misma habitación o espacio con ellos deben cumplir. Desde el tratamiento de cada miembro por su debido título, pasando por el código de vestimenta, hasta cada gesto realizado y palabra emitida se tiene en cuenta en esta lista de reglas que forman el protocolo real. 

Seguir todos estos protocolos debe ser difícil cuando no te has criado en la realeza pero si además eres una mujer de carácter como lo es nuestra querida, la reina Letizia, el trabajo se complica todavía más. 

La reina se salta el protocolo a la torera

Desde que ha sido coronada reina, Letizia ha hecho lo que le ha dado la gana con las normas protocolarias de la Casa Real. Aunque antes de ser reina ya venía dando caña, todos recordamos su famosa frase "déjame terminar" dirigida al príncipe de Asturias el día de su pedida de mano. Pero Letizia ha hecho verdaderamente lo que le ha apetecido después de haber recibido el título de reina.  

Aunque se ha cuidado de no repetir sus contestaciones al actual rey Felipe, ha tenido otros comportamientos extraños como el rifirrafe con Sofía para evitar que se hiciera unas fotos con sus nietas. Por su parte, el rey Felipe no se mantenido al margen en ninguna de las ocasiones y se ha dirigido a su esposa para recordarle las reglas a seguir cuando a la reina Letizia no le ha dado la gana de respetar el protocolo o se le ha olvidado.

De lo que no cabe duda es que el código de vestimenta no se le ha olvidado, la reina hace y deshace a su antojo, desde que ha llegado al trono ha reescrito su propio protocolo. Como mujer coqueta que es, ella decide como se viste aunque, con ello, vaya en contra del protocolo.  

La reina ha marcado tendencia con su estilismo y muchas personas siguen los outfits de nuestra reina.  Pero por otro lado, también hay quienes la han criticado por ir de diva y hacer lo que le ha dado la gana. Como por ejemplo, en la gala de etiqueta por su cumpleaños se exigía un vestido lardo de noche y ella ha aparecido con un vestido corto de coctel, enseñando pierna. Con ocasión de la recepción con la reina Isabel II, mandocortar y coser la banda de la Orden de Carlos III a un vestido rojo de palabra de honor para enseñar sus hombros.  Y estos son solo algunos de los ejemplos de las veces en las que la reina ha decidido saltarse las reglas, porque, como decíamos, Letizia es una mujer de carácter y unas reglas marcadas por la realeza no le impiden ponerse lo que a ella le apetece. 

En esta última ocasión, aunque ha intentado ser disimulada, la reina ha sido pillada infraganti en una situación muy poco glamorosa. Por muy natural que sea el gesto, ha sido la primera reina a la que se le ha pillado en esta situación. Y nosotros, lo vemos muy bien, es un gesto realizado con disimulo y total naturalidad. Saltarse el protocolo, no pero ¡viva la naturalidad! Ya que como siempre se ha dicho, si te pica, te rascas.  

Otros artículos sobre el protocolo de la Familia Real: 

Las 15 reglas que los niños de la Familia Real inglesa deben cumplir

• Antonio Lucas
Leer más
Recibe lo mejor de Ohmymag todos los días en tu correo electrónico
Suscribirse