Meghan Markle no se adapta a las estrictas reglas de la casa real británica

Meghan Markle no se adapta a las estrictas reglas de la casa real británica

Tristes noticias de la Casa de Windsor: una persona cercana a la familia real británica ha revelado el estado anímico de Meghan Markle, la nueva duquesa de Sussex.  

Sólo ha pasado un mes desde la boda de ensueño entre el príncipe Harry y Meghan Markle y ya se han escuchado rumores de que la adaptación de la duquesa de Sussex a las estrictas normas de la Casa Real británica está siendo más complicada de lo que la estadounidense se esperaba. 

Todo lo que no puede hacer Meghan Markle 

Tras su enlace con el príncipe Harry, Meghan Markle no tiene permitido continuar con algunos de los comportamientos que la joven tenía antes de comprometerse. Ser miembro de la Casa Real va unido a una serie de deberes y obligaciones a los que tendrá que adaptarse si no quiere saltarse el protocolo

En cuanto a la parte física, no podrá llevar vestidos ni camisetas escotadas, las faldas deberán sobrepasar la rodilla, deberá llevar siempre medias (incluso en verano), no podrá ir vestida de manera casual en público y solo podrá lucir una manicura con colores claros o semi-transparentes. A nivel profesional, ha tenido que abandonar la interpretación y su actividad en las redes sociales. 

Además, a esta lista se añaden todas las normas protocolarias. Meghan ya no volverá a organizar sus propias citas, tendrá que acatarse a la agenda de la Casa Real y ya no puede cruzar las piernas en púbico, solamente los tobillos y discretamente. Ante la presencia de la reina Isabel II, las normas protocolarias se multiplican. Meghan tendrá que hacer una reverencia cada vez que se cruce con la reina Isabel II en público, no podrá entrar en una sala antes que un miembro que esté por delante de ella en la línea de sucesión y no podrá empezar a comer o irse a la cama antes que la reina.

Todos estos cambios en su vida habrían afectado al estado anímico de la joven estadounidense, quien necesitaría un tiempo para acostumbrarse.  

Meghan Markle añora su antigua vida

Según una fuente cercana a la casa real británica, de toda esta larga lista de prohibiciones y deberes, las que más deberían pesar a la duquesa es la prohibición de abandonar su carrera como actriz y el hecho de acatarse a la agenda real: "echa de menos la actuación y extraña a Los Ángeles. Echa de menos a su familia y amigos", comentó la fuente a Radar Online. 

Meghan ha dejado de lado muchas cosas por el príncipe Harry. La joven actriz de la serie "suits" ha tenido que abandonar la actuación, un medio en el que prácticamente se ha criado desde pequeña. Aunque Meghan no tiene buena relación con sus hermanastros, sí que echaría de menos a su madre,  Doria Ragland, quien reside en Estados Unidos. 

Estas añoranzas unidas a las estrictas reglas protocolarias de la Casa Real habrían llevado a la duquesa de Sussex a un estado de depresión: "Meghan ha renunciado a todo por el Príncipe Harry y, aunque está totalmente enamorada de él, las reglas de la Reina son demasiado extremas para ella", añadía la fuente.  

¿Quién dijo que la vida de la realeza es de color de rosa? 

• Antonio Lucas
Leer más