Escara

Se trata de una úlcera por decúbito o lo que es lo mismo, una lesión en la piel que se origina tras estar durante una prolongación de tiempo excesiva en la misma postura. Esta situación de inactividad provoca una disminución del riego sanguíneo y por tanto de oxígeno en los tejidos. Es muy común en las personas de la tercera edad o con dificultades de movilidad.

Escara: Qué es

Es una lesión de la piel que aparece tras permanecer en la misma postura durante mucho tiempo, por la presión constante que se ejerce sobre los tejidos siempre en la misma zona. 

Se produce por tanto una disminución el riego sanguíneo y aporte de oxígeno en los tejidos, lo que se conoce como hipoxia tisular.

Aparece en zonas de prominencias óseas como la cadera, los talones o espalda y afecta principalmente a los ancianos y personas con reducida movilidad. 

Escara: Síntomas

Se presenta como un enrojecimiento de la piel que con el tiempo empeora. Posteriormente aparece una ampolla que se convierte en una llaga y finalmente en cráter. 

En la escara hay cuatro fases de gravedad. Estadio I, II, III y IV.

El estadio I, es la primera fase y presenta un enrojecimiento de la piel que al presionar sobre la zona no se vuelve blanca. Esta situación se conoce como eritema.

El estadio II se observa una disminución del grosor de la piel formándose una herida con forma de ampolla a nivel supercial

.El estadio III presenta una destrucción del tejido o necrosis epidérmica a nivel superficial que tiene forma de cráter en la piel.

El estadio IV supone una pérdida total del grosor de la piel generando necrosis de los tejidos y posibles lesiones en los huesos, tendones o músculos.

La evolución de la escara es muy rápida, por lo que es importante detectarla cuanto antes para prevenir dificultades.

Escara: Prevención

Antes de actuar es importante considerar el riesgo y el estadio de escara y del paciente.

La capacidad de movilidad de paciente, así como el estado nutricional y de piel, junto a la edad condicionara el proceso preventivo y todo ello se puede medir con la escala Norton, escala Watrelow y escala Braden.

La prevención se basa en reducir la presión de los tejidos, evitando los apoyos excesivamente largos en el tiempo. 

Las medidas se basarán en cambiar de posición al paciente cada dos horas, beber mucha agua, usar almohadas y polvos de talco, mantener la piel limpia y tener una dieta equilibrada.

Escara: Tratamiento

Según el estadio en el que se encuentre y las características de las heridas, el tratamiento variará y se adaptará.

Normalmente, el tratamiento consiste en mantener la herida limpia, mermar la presión en la zona afectada, emplear apósitos para reducir la fricción, usar productos tópicos para cuidar la piel, evitar las infecciones bacterianas, tener la escara a temperatura corporal, dieta equilibrada y terapia física. 

La intervención quirúrgica será precisa cuando la escara se encuentre en estadio IV, ya que hay que reparar daños a nivel ósea y muscular.

Publicado por , el