erisipela

De origen bacteriano, se trata de una enfermedad cutánea que afecta a la cara y a las piernas. Los afectados pueden ser tanto niños como adultos y es una infección muy contagiosa.

Erisipela: Definición

De origen bacteriano (habitualmente estreptococo), la erisipela es una enfermedad cutánea que puede aparecer en todas las partes del cuerpo.

La erisipela se da normalmente en las piernas, pies y cara. Se produce cuando por medio de una herida, la bacteria entra al organismo y hace que el cuerpo se defienda creando una inflamación en la dermis o hipodermis. Éstas, son las capas de piel situadas bajo la epidermis.

En estos casos, se habla también de infección dermo-hipodermis y afecta habitualmente a las personas mayores de 40 años.

Erisipela: Síntomas

Se caracteriza por una fiebre repentina, escalofríos y placas rojas sobre la piel en la zona infectada.

Si se trata de una afección en la pierna, se incrementa la sensibilidad sintiendo dolor al tacto.

En caso de sufrir erisipela en la cara, se produce una inflamación en el área periférica de la erisipela.

La erisipela puede hacer aparecer ganglios e incluso si no se trata la enfermedad puede  afectar a todo el cuerpo originando septicemia.

Erisipela: Contagio

Cuando se ha contraído la enfermedad, se han de extremar las precauciones ya que se trata de una afección muy contagiosa.

Las personas más vulnerables son aquellas que sufren de diabetes o dispongan de un sistema inmunitario débil.

Otros factores que propician el contagio con los cortes, ulceras picaduras de insecto.

Erisipela: Tratamiento

El tratamiento se basa principalmente en antibióticos. Normalmente se receta la penicilina, en concreto la penicilina G.

La penicilina puede recetarse vía oral o en caso de hospitalización de forma intravenosa. Si la enfermedad se ha producido por alergia, se puede prescribir macrólidos o sinergistas.

La erisipela es una enfermedad de frecuente recaída.

Erisipela: Tratamiento natural

Uno de los remedios más eficaces es el sol. El sol puede acelerar la curación exponiendo las partes de piel afectadas. Tras este tratamiento, se aconseja aplicar frío en la zona de infección, con agua fría simplemente.

Publicado por , el