epilepsia

La epilepsia se manifiesta por medio de crisis intensas o moderadas, y se basa en un trastorno neurológico. Existen la epilepsia parcial y la generalizada.

Epilepsia: Qué es 

Se trata de una enfermedad que se manifiesta por medio de crisis repetidas debido a un trastorno neurológico en el normal funcionamiento de la actividad eléctrica cerebral. 

Las crisis consisten en impulsos nerviosos de corta duración que van acompañadas normalmente de convulsiones y movimientos descontrolados. 

Epilepsia: Tipos 

Existen dos tipos principalmente de epilepsia: epilepsia parcial y generalizada. 

La epilepsia parcial se basa en la aparición de impulsos nerviosos en un área del cerebro conocida como foco epileptógeno. 

La epilepsia generalizada se trata de impulsos nerviosos de forma generalizada a todas las neuronas. 

Epilepsia: Síntomas 

Los síntomas varían en función del tipo de epilepsia.

En el caso de epilepsia parcial según el área afectada del foco epileptógeno, puede manifestarse como un problema:

- Motor

- Del lenguaje

- De memoria

- Sensorial

En el caso de la epilepsia generalizada, puede aparecer una crisis conocida como tónico-clónicas que se exterioriza como:

- Convulsiones

- Sacudidas

- Movimientos automáticos e incontrolados

- Pérdida de orina

- Respiración ruidosa

- Mordedura de lengua 

Otros de los síntomas que puede presentar el paciente, es la aparición de alucinaciones:

- Auditivas

- Visuales

- Olfativas a lo que se le conoce como aura

Epilepsia: Causas 

Se trata de lesiones en el cerebro que pueden estar ocasionadas por diversos factores. Principalmente, puede ser debido a:

Accidente cardiovascula

- Tumor cerebral

- Malformación cerebral

- Infección del sistema nervioso

El origen de este tipo de lesión, puede ocasionarse en la infancia o de forma reciente. 

En caso de que la epilepsia no presente síntomas, se la considera epilepsia idiopática, atribuyendo este caso a la epilepsia generalizada. 

Epilepsia: Tratamiento 

El tratamiento siempre se personalizará en función del paciente y el tipo de epilepsia, pero siempre será importante localizar el foco de la enfermedad.

A nivel farmacológico, el tratamiento se basa en anticonvulsivos y politerapia, ya que permiten controlar las crisis y evitar complicaciones.

Existen un porcentaje de pacientes en los que este tratamiento no surte efecto, por lo que en este tipo de casos, se considera la opción de cirugía.

Publicado por , el